Artículos&Libros

“¿Todos adictos?”

Publicado en Lectura Lacaniana: 13 noviembre, 2013

Este libro nos trae el resultado del Primer Coloquio Internacional del TyA, significante éste que representa a aquellos psicoanalistas que trabajan en relación a las toxicomanías y al alcoholismo desde una orientación lacaniana, en donde las toxicomanías y el alcoholismo interesan en tanto están inscriptos en la cultura y por ende se convierten en una manifestación de su malestar. Esta orientación que es la nuestra, está guiada por la transmisión que Lacan nos legó sobre la cicatriz de nuestra relación con lo imposible: un “eso fracasa”. En este libro es logrado el rasgo distintivo que el psicoanálisis de orientación lacaniana sostiene ante el hacer de lo que no marcha la posibilidad de que un sujeto pueda llegar a amar a su inconsciente. Y Judith Miller destaca su contribución personal dirigida hacia la temática de este Coloquio, como un intento de responder a la época actual frente a la amenaza mundial por parte de “las buenas prácticas”, esas que hacen de la evaluación supresora de síntomas un borramiento de la singularidad, lo cual no es sin efectos. Judith propone elaborar una política en las diversas instituciones a partir de la cual cada colega pueda hacer uso de un abordaje psicoanalítico lacaniano de la clínica. El título del presente libro alude a una frase de Jacques Alain Miller en donde expresa que en la época actual, somos todos adictos ya que el discurso del amo ha puesto en el lugar de los ideales al objeto a. El sigo XXI nos trae la adicción como el empuje del Uno, cada uno tiene el derecho a su goce y en esos derechos humanos el goce toma asiento en la primer fila. La dictadura del plus de gozar se impone y los sujetos quedan cada vez más afines al autoerotismo, encontrándose en cortocicuito el lazo al Otro. El trastorno no orienta sino que en la clínica de orientación lacaniana lo que consideramos determinante es la posición de goce y es a partir de esta visión que los casos clínicos aquí reunidos dan cuenta en qué modo se ha modificado la relación que el sujeto tiene con el tóxico y en qué medida se ha logrado favorecer la implicación subjetiva del padeciente. El ideal de consumo de nuestra sociedad hipermoderna propone un todo se recicla, un nada se pierde, y los efectos en la vida retornan como valor de cambio instalando inevitablemente la pérdida. Un libro que nos orienta hacia un hacer con lo que fracasa, uno por uno, tal como lo ha propuesto Lacan: “…enseñamos al analizante a remendar, a hacer remiendos entre su síntoma y lo real parásito del goce. Es de suturas y remiendos que se trata en el análisis”.

Print Friendly

Deja un comentario