Revista Lectura Lacaniana Número: XXXI
Lecturas Científicas

Ciencia, Medicina y Psicoanálisis V

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 9 mayo, 2015


Ciencia, Medicina y Psicoanálisis V

Psicoanálisis, intervenciones sobre la ciencia y la medicina

 

 

Continuación:

La pregunta del paciente, sus preguntas, a veces a algunos médicos les resulta insoportable. Por lo general cuando el paciente pregunta “¿Por qué me agarró esto?” “¿Por qué me apareció esto?” “¿De dónde viene esto?”  Hay una respuesta general que a veces está acompañada con una pregunta del médico: “En su familia, alguien tuvo…” La respuesta es la de un determinismo basado en la dotación genética de una persona. Más aún, esto forma parte de una discusión muy antigua que se expresaba con el problema de nature versus nurture, es decir, hasta qué punto es importante la dotación genética de una persona o es la influencia del entorno en el que vive, lo que come, las condiciones climáticas lo que ha producido la enfermedad. Hay un “reduccionismo cientificista” en las respuestas de algunos médicos: o gen o ambiente. Algunos llegan más lejos: “¡Usted es el culpable!” O sea: gen-ambiente-usted. “¡Para qué pregunta si ya tenemos la respuesta!“

Por la boca del médico se manifiesta sí, en algunas ocasiones, la ciencia a través de la medicina como oráculo moderno. Se tiende en éste sentido a la reducción de la pregunta del sujeto y que éste manifieste mediante lo que dice la forma particular en que subjetiva según sus posibilidades su enfermedad o una enfermedad porque, hay casos en que algunos sujetos no la a sumen como propia. El determinismo con aire de ciencia, “determinismo cientificista”,  se explaya a sus anchas en ocasiones en que lo que ocurre en el organismo de alguien, en el interior del cuerpo, es un misterio y para la tendencia determinista el misterio tiene poco margen.

Según el texto mencionado, “El autoritarismo científico” en 1953 se publicó el modelo estructural del ADN. Lejeune asoció el síndrome de Down a la existencia de un cromosoma supernumerario (trisomía 21). Aún sin conocer qué genes estaban implicados, el estudio morfológico de los cromosomas (cariotipo) revelaba un potencial que no sólo se aplicó al diagnóstico de multitud de entidades sino que también fue rápidamente extrapolado al modo cientificista.  En 1965 se publicó un artículo en que se comunicaba que 7 de 197 hombres recluidos en el State Hospital de Carstairs en Escocia por conducta peligrosa tenían un cromosoma Y supernumerario.  El retorno de que en los genes y en sus alteraciones está la explicación de la peligrosidad o criminalidad de las personas.

En 1976 un juez consideró que la evidencia médica disponible no establecía una relación causal entre criminalidad y el cariotipo XYY.  Es sobre todo en el campo de las deficiencias mentales y en el de las llamadas enfermedades mentales en dónde más se propaga el “cientificismo”, la falsa ciencia.

 

Continua…

Print Friendly