Revista Lectura Lacaniana Número: XXIX
Lecturas Psicoanalíticas

"El sujeto en la experiencia analítica I"

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 9 marzo, 2015


El sujeto lacaniano

En este apartado, Carlos Dante García precisa de qué modo, el término sujeto, mucho antes del sentido que le diera Lacan, era tomado en su uso linguistico y filosófico. Se trata de una palabra que no se encuentra en Freud y, de la cual destacará, ha inscripto su triunfo como término lacaniano culturalmente.

Rasgo singular de un trazo propio, que marca los comienzos de la enseñanza de Lacan y de la cual, dirá Miller, en “Conferencias Porteñas” Tomo I, en un apartado que se llama “El sujeto lacaniano”, que el concepto de sujeto se torna primordial, pues no se puede pensar la estructura del inconsciente sin comenzar por el concepto de sujeto.

 

Andrea F. Amendola

 

El sujeto en la experiencia analítica y en el psicoanálisis, ya que no existía en su práctica hasta no ser nombrado, es algo propuesto por Lacan. es tan así esto que se pasa por alto en el uso corriente del término. Digamos que si hay un término lacaniano que triunfó en la cultura, ese es el término sujeto. Se usa a diestra y siniestra. Sujeto de aquí, sujeto de allá. “Un sujeto vino a verme”. “El sujeto dijo”. “El sujeto tenía tal síntoma”, etc. Pero si es muy cierto. El único sujeto que hay si hubiera que llamarlo de alguna manera es “el sujeto lacaniano”. No se me ocurrió a mí. Encontré ésta expresión en una Conferencia dada por J.A.Miller reunidas en “Conferencias Porteñas” Tomo I, en un apartado que se llama “El sujeto lacaniano” en el capítulo “El debate Freud/Lacan (1984-1988) página 211.

“El concepto lacaniano de sujeto no se entiende muy bien” Es muy cómodo hablar de y del sujeto. Como dice Miller, uno se olvida frecuentemente que la palabra “sujeto” no se encuentra como tal en “Freud” y que Lacan la usa en muchos sentidos (no en uno solo) ya que a lo largo de su obra la modifica constantemente y por ende modifica su uso. Es tan importante ésta cuestión y el concepto de sujeto que se nos pasa que Lacan comienza su enseñanza por e introduciendo el término sujeto en el psicoanálisis.

Su enseñanza, nos dice Miller, comienza en 1953, cuando Lacan ya tenía 52 años y comienza con un escrito que se titula “Función y campo de la palabra y del lenguaje en el psicoanálisis”. J.AMiller destaca que la introducción del término sujeto es mucho más importante y anterior al estructuralismo de Lacan ya que no se puede pensar la estructura del inconsciente sin comenzar por el concepto de sujeto.

A Miller le parece desconocido para los lacanianos mismos. Esto que es formulado por Miller en esos años, constituía una novedad y un sobresalto ya que en la Argentina y sobre todo en Buenos Aires con la enseñanza de Oscar Masotta y su “famoso” programa de estudio que comenzaba y terminaba con el significante, con el que estudiamos todos en aquella generación, no se había puesto el acento en el concepto de sujeto.

Si hablamos del concepto del sujeto, resulta extraño al oído de aquel analista que se formó escuchando que en el inconsciente no hay sujeto y que el inconsciente implica la falta de sujeto.

Cuando uno va a “nuestro consultor moderno”, el buscador “google” y coloca el término sujeto, ¿qué aparece en la pantalla de la computadora?: “sujeto y predicado- sujeto tácito- sujeto expreso-“, el sujeto gramatical, esto es, la referencia lingüística.

Inmediatamente aparece la referencia filosófica: al ser actor de sus actos de conocimiento y de conciencia para inmediatamente indicarnos su origen etimológico que concluye en la indicación de algo o alguien.

En resumen, el término sujeto, su adherencia en su uso hasta antes de Lacan consiste en su uso lingüístico y su uso filosófico centrado en alguien como actor y centrado en la conciencia.

Print Friendly