Revista Lectura Lacaniana Número: XVI
Lecturas Psicoanalíticas

Requisitos del efecto sujeto

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 29 enero, 2014


Requisitos del efecto sujeto
En esta ocasión, Carlos D. García, circunscribe la experiencia del análisis como el lugar al cual adviene el efecto sujeto, es en esa experiencia en donde el sujeto, atrapado por el discurso, más precisamente por eso particular que se localiza en el significante que lo habla, emerge. Y es desde esa particularidad de goce por donde las resonancias de un lapsus o una interpretación no serán cualesquiera, sino que serán aquellas que harán vibrar el peso específico de su sentido gozado.

Andrea F. Amendola

 

Como hemos visto en los textos anteriores se podría afirmar casi de manera general que no habría efecto sujeto más que en la experiencia de un análisis, en la experiencia particular de un análisis. ¿Por qué afirmamos esto? Porque uno de los rasgos esenciales del efecto sujeto es que en el significante que lo habla se puede comenzar a localizar las formas de su particularidad, su particularidad ya que si algo llama Lacan sujeto es lo que es particular en alguien y el efecto sujeto es el camino que lleva a eso particular.

 

En definitiva parafraseando a Lacan, “el sujeto que nos interesa está hecho de discurso e incluso está atrapado por él” ( en la página 53 de “Lugar, origen y fin de mi enseñanza” )…en y por su particularidad. ¿ qué es la particularidad de alguien que va a ver a un analista?

La particularidad de alguien es el peso específico que tienen para ese sujeto algunos términos, algunas palabras, algunos significantes que determinan y conducen su vida. Ese peso específico se pone en juego en la interpretación y por lo tanto en lo que estamos reuniendo como requisitos del efecto sujeto.

Lacan afirma en “Hablo a las paredes”, en el apartado que se llama “Saber, ignorancia, verdad y goce” que el principio mismo de lo que hacemos los analistas cuando interpretamos es el goce. Lo dice así en la página 31: “No hay una sola interpretación que no concierna- en lo que ustedes escuchan- al lazo que se manifiesta entre la palabra y el goce. Puede ser que ustedes lo hagan de manera inocente, sin que nunca se hayan dado cuenta de que nunca una interpretación quiere decir otra cosa, pero en fin, una interpretación analítica siempre es eso.

El beneficio, ya sea primario o secundario, es un beneficio de goce” Se desprende de esto que una interpretación no podría ser cualquiera y si así lo fuera supondría o alcanzaría lo que llamamos goce. Reuniendo lo dicho anteriormente, el sujeto como efecto del significante es un sujeto que queda dividido no por cualquier interpretación o por cualquier lapsus sino por algo que contornea su particularidad de goce.

Print Friendly