Revista Lectura Lacaniana Número: XLI
Lecturas Psicoanalíticas

El estatuto de la interpretación. Parte I

Por Rosa  Apartin | Buenos Aires, Argentina
Publicado en Lectura Lacaniana: 1 marzo, 2016


Parte I: La interpretación que va en contra de la asociación  libre.

En esta primera entrega, la autora comienza diciendo que un análisis lacaniano va contra la asociación libre, hacia la imposibilidad de decirlo todo.  El analista invita al analizante a decirlo todo, para luego impedir que diga todo y demostrar que nada tiene sentido, alejándose del movimiento dialectico que hace relanzar el sentido.

El inconsciente interpreta y quiere ser interpretado, pero también hay una lectura que se hace en el análisis, la interpretación del analista, interpretación secundaria, fundamentada en la interpretación del inconsciente pero que trabaja para el goce, apuntando a revelar lo insensato de la interpretación del analizante.

La interpretación freudiana se detiene cuando descubre el sentido sexual de los mensajes cifrados, en Lacan, la interpretación formaliza el desciframiento de los mensajes cifrados en el discurso del Otro en tanto revelación, lee aquello que no puede decirse más allá de la represión.

Freud supone el enlace correcto para Lacan el enlace es imposible.

La idea es ir más allá del sentido sexual, es ir hacia la inexistencia de la relación sexual, formando parte esta de la secuencia de los no hay en Lacan; no hay Otro del Otro, no hay verdadero sobre lo verdadero, no hay metalenguaje.

En la última enseñanza de Lacan se pasa a la lectura del fuera de sentido y se habla de sinthome,  planteando el inconsciente a partir del goce, acontecimiento del cuerpo. La acción de lalengua en tanto acontecimiento de cuerpo.

Nos deja una pregunta: ¿Qué lugar darle a la interpretación sobre todo cuando se enreda con la pulsión?

Angela Vitale

 

La interpretación que va en contra de la asociación  libre

Un análisis lacaniano va contra la asociación libre, hacia la imposibilidad de decirlo todo. ¿A qué nos referimos con no todo? Para Lacan, es relativo a que no se pueden formar los elementos de los que se trata una clase. El analista invita al analizante a decirlo todo, a que todo tiene sentido, para impedir inmediatamente que diga todo y demostrar que nada tiene sentido. De esta manera se aleja del movimiento dialéctico, que hace relanzar el sentido una y otra vez. El inconsciente interpreta y quiere ser interpretado, un mismo significante en su homofonía, de la que depende la ortografía, puede llevar a diversas significaciones. Se puede hablar de equívoco cuando un significante no se correlaciona solamente con un sentido sino con varios.

El inconsciente hace sustitución y producción de significantes nuevos. El S1 y el S2 es una interpretación a este S1, donde hay algo ahí que no está enlazado y que llama a una interpretación. Que el inconsciente sea una interpretación no sabida, tiene que ver con el esfuerzo que ha hecho un sujeto durante toda su vida para darle sentido al acontecimiento traumático, irrupción de lalengua en el cuerpo, lo no sabido que excede el significante y que ya es una lectura sobre el goce.

Pero también hay una lectura que se hace en el análisis, la interpretación del analista, es secundaria y se fundamenta en la interpretación del inconsciente, pero no es cualquiera, es una interpretación que trabaja para el goce, apunta a revelar lo insensato de la interpretación del analizante. Descifrar y cifrar de nuevo, el movimiento se detiene en una satisfacción, donde el goce está en el ciframiento.

La interpretación freudiana se detiene cuando descubre el sentido sexual de los mensajes cifrados, el equívoco, es la marca del falso enlace. Lacan desde la primera parte de su enseñanza, establece que la interpretación apunta a formalizar el desciframiento de los mensajes cifrados en el discurso del Otro [1], en tanto revelación lee aquello que no puede decirse más allá de la represión. Freud supone el enlace correcto, para Lacan el enlace es imposible. [2]

En el Seminario 17, desde los cuatro discursos, el saber en el lugar de la verdad, el punto de imposible, se da como consecuencia de la articulación significante que muestra un límite. Más allá del sentido sexual es ir hacia la inexistencia de la relación sexual, que es para todos. Lo singular, es como cada uno hace existir un goce, que, por definición, no tiene significante, que indica que no hay goce todo, hay satisfacción.

Miller en su seminario “El ser y el Uno” pone de manifiesto el no hay relación sexual como formando parte de la misma secuencia de los no hay en Lacan: No hay Otro del Otro, no hay verdadero sobre lo verdadero, no hay metalenguaje.

El final de un análisis tendrá que ver con la reducción de goce que no es sin satisfacción. En el Prefacio de la edición inglesa, Lacan menciona la satisfacción que escande el final del análisis, no en la perspectiva del saber sino en la perspectiva de la satisfacción. La salida de la dialéctica hablar- callarse y la obtención del silencio como una manera de resolver la repetición es lo que nos testimonia Luis Tudanca desde su pase, nos dice: “Hacia el final del análisis el analista corta la sesión y no se incorpora de su silla, por primera vez en todos esos años, no acompaña al sujeto, como de costumbre hacia la puerta.

No saluda, no lo mira, y permanece sin decir nada. En ese momento río y parto en silencio”. El shhhh está incluido en la palabra del analista en tanto silencio vivificante, donde ningún predicado conviene a lo real. El silencio del analista está en otro registro al de la interpretación como traducción. Aquí la referencia es el agujero en el saber, en el significante, que es insuficiente para nombrar el goce, no hay para nombrarlo.

En su comentario de este pase, Eric Laurent nos muestra como en el recorrido de este análisis a través del objeto voz y sus impases, él y el fort-da con ella, al final el analista encarna el silencioso, el que no se mueve, para dejar partir al analizante con su risa, que ha cambiado de sentido a medida que el sujeto supuesto saber ha terminado su operación. La risa de entrada, reto-desafío pasa como un saludo, a lo que queda como resto sintomático sin el padecimiento.

Con la última enseñanza de Lacan se pasa a la lectura del fuera del sentido Hablar de sinthome es plantear el inconsciente a partir del goce, acontecimiento del cuerpo, que tiene que ver con el tope del desciframiento del inconsciente por fuera del sentido del goce. La acción de lalaengua en tanto acontecimiento de cuerpo deja sus marcas en el cuerpo del parlêtre.

Ya estamos en un terreno donde la palabra sujeto no es posible de sostener porque es un puro efecto de la creencia en la articulación significante.

La función de la interpretación ya no consiste en proponer otro sentido sino que se propone deshacer la articulación de destino para apuntar al fuera de sentido con sus efectos corporizados.

El psicoanálisis es práctica analítica sin valor, dado que los valores tienen que ver con los semblantes que tienen por función velar la nada, no se oponen a la verdad, de la cual sólo puede esperarse una mentira. Si el Psicoanálisis es una estafa solo puede inscribirse respecto de lo real, todo lo que se dice corresponde al semblante, que incluye el sentido, el lugar del significante y sus efectos de significado, en relación con lo real, que excluye el sentido. Estafa en tanto que hay que agregarle la creencia para pensar que hay articulación, por lo tanto el sentido y lo real están disyuntos y la operación analítica apunta a lo real a partir del sentido. Si el Psicoanálisis no atraviesa los semblantes se convierte en una estafa.

Situar el inconsciente respecto de lo real tiene que ver con el soliloquio, hablar solo en el semblante para protegerse de lo real, es diferente de situarlo respecto al Otro, y la cadena significante correlativo al sujeto supuesto saber.

“El Olvido de la interpretación”, “Adiós al significante”, “La interpretación al revés”, textos de Miller aparecidos en el 95-96, en la orientación de su curso La fuga del sentido están marcados por la orientación de la interpretación contra el inconsciente, el inconsciente es la interpretación, la pregunta que orienta es ¿Qué lugar darle a la interpretación Sobre todo cuando se enreda con la pulsión?

Print Friendly

Deja un comentario