Revista Lectura Lacaniana Número: XIII
Lecturas Psicoanalíticas

¿Qué es el sujeto para Lacan?

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 25 noviembre, 2013


¿Qué es el sujeto para Lacan?

En este apartado, Carlos D. García nos invita a pensar qué es el sujeto para Lacan, distinguiéndolo con precisión de la subjetividad en el sentido que Lacan la considera. El sujeto es situado así como efecto del significante, absolutamente desligado de la subjetividad en sentido vago, como así también de lo individual, como lo puntualiza Lacan en “Mi enseñanza, su naturaleza y sus fines”. Carlos Dante realiza un recorrido por los diversos textos en los cuales Lacan menciona la subjetividad, arribando finalmente, al valor que toma el término subjetividad en el contexto del chiste.

Andrea F. Amendola

 

Retomamos la pregunta ya enunciada en textos anteriores con una respuesta contundente de Lacan. En la página 103 del texto “Mi enseñanza, su naturaleza y sus fines” dice: “El sujeto del que se trata no tiene nada que ver con lo que se llama lo subjetivo en sentido vago, en el sentido de lo que mezcla todo, ni tampoco con lo individual.

 

El sujeto es lo que defino en sentido estricto como efecto del significante. Esto es un sujeto antes de poder situarse por ejemplo en tal o cual de las personas que están aquí en estado individual, antes incluso de su existencia de vivientes” En su respuesta Lacan opone y distingue el sujeto de lo subjetivo y de lo individual.

¿Por qué hace ésta distinción con lo subjetivo? Es fuertemente la filosofía, la política y la sociología quienes han hecho equivalencia para sus prácticas y elaboraciones teóricas al sujeto con la subjetividad. Hasta se deduce de la respuesta de Lacan que habría una noción vaga de la subjetividad una noción que no lo es aunque quedaría por ver cuál es la relación de ésta con el sujeto. Ha sido Lacan mismo que habló de intersubjetividad y de de subjetivación por ejemplo en el Seminario 4.

También de los tres tiempos de la subjetividad en la frustración, privación y castración; de la subjetividad del sujeto. En el Seminario 3 respecto de la reacción de Schreber como una puesta en juego de la subjetividad; de la subjetividad del Otro en la función de la palabra; del vaciamiento de la subjetividad de Schreber en el momento de la disolución imaginaria; de su invasión imaginaria de la subjetividad; en la clase 14 cuando desarrolla la subjetividad en lo real; más aún, va a dar una definición de la subjetividad: “No hay definición científica de la subjetividad, sino a partir de la posibilidad de manejar el significante con fines puramente significantes y no significativos, es decir, que no expresan ninguna, relación directa que sea del orden del apetito” En el Seminario 2 sitúa el progreso del psicoanálisis colaborando con la subjetividad humana.

En el Seminario 5 habla de la subjetividad en el chiste: Va a decir: “Subjetividad. Esa es la palabra a la que llego ahora, puesto que hasta el presente y hoy mismo al trabajar con ustedes los caminos el significante, falta algo en medio de todo eso o falta no sin la razón, ustedes lo verán no es por nada que en medio de todo esto hoy no veamos aparecer sino sujetos casi ausentes, especies de soportes para reenviar la pelota del significante y sin embargo ¿qué más esencial a la dimensión del chiste que la subjetividad?

Cuando digo subjetividad, digo que en ninguna parte es aprehensible el objeto del chiste,puesto que incluso lo que él designa más allá de lo que formula, su carácter de alusión esencial, de alusión interna, es algo que aquí no hace alusión a nada, si no es a la necesidad del paso-de-sentido. Y sin embargo, en esta ausencia total de objeto, al fin de cuentas, algo sostiene al chiste que es lo más vivido de lo vivido, lo más asumido de lo asumido, algo que hace de él hablando propiamente, una cosa tan subjetiva. Como dice en alguna parte Freud, esta condicionalidad subjetiva esencial, la palabra soberana es ahí la que surge entre líneas.

“No es chiste”, dice, con ese carácter acerado de las fórmulas que uno casi no encuentra en ningún autor literario, jamás vi eso bajo la pluma de nadie, “no es chiste más que lo que yo mismo reconozco como chiste”, y sin embargo tengo necesidad del otro, pues todo su capítulo, el que sigue a aquel del que acabo de hablarles; hoy, a saber, del mecanismo del placer, y que él llama Los motivos del chiste, las tendencias sociales valorizadas por el chiste —se lo ha traducido en francés por los móviles, yo jamás comprendí por qué se traducía motivo por móvil, en francés— tienen por referencia esencial a este otro” Se entiende el valor que toma el término subjetividad para Lacan en el contexto del chiste: alejamiento en la satisfacción de la necesidad.

Más aún, va a desarrollar y construir una topología de la subjetividad. Todo esto para distinguir la subjetividad en el sentido vago del término, en el sentido del individuo, de la persona y les diría de la subjetividad sin sujeto del inconsciente.

Esto nos indica que de la misma manera en que hay que distinguir el sujeto hay que distinguir la subjetividad en sentido estricto en Lacan. El sujeto para Lacan es un efecto. ¿Qué entiende Lacan al sujeto como efecto del significante?

Print Friendly