Revista Lectura Lacaniana Número: XII
Lecturas Psicoanalíticas

¿Por qué reintroducir el sujeto?

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 25 octubre, 2013


¿Por qué reintroducir el sujeto?

En este texto, Carlos D. García orienta su escrito a partir de una pregunta, esta pone en escena lo esencial para Lacan en cuanto a la introducción del “sujeto” en el psicoanálisis. Menciona un texto de Lacan, “Mi enseñanza”, en el cual alguien le objeta al mismo, el lugar de huella en Freud del término “sujeto”. Contundente, Lacan puntualizará que en Freud se trata de tres cosas: eso sueña, eso falla, eso ríe. Reintroducción del sujeto que no es invención, sino de lo que eso hace como efecto.

Andrea F. Amendola

 

Terminamos nuestro texto con tres preguntas. Tomaremos la primera: ¿Por qué tuvo Lacan la necesidad de introducir como esencial al “sujeto” en el psicoanálisis? En un texto que por el momento no es tan célebre como lo son otros textos en Lacan, “MI enseñanza” publicado por la Editorial Paidós, constituyendo una serie de textos inéditos en el año 2007, en la parte titulada “Entonces habrán escuchado a Lacan”, realizada en la Facultad de Medicina de Estrasburgo, en la página 102 dice: “ Las personas que se preguntan qué necesidad tuve de restablecer el sujeto cuando se trata de Freud no saben absolutamente lo que dicen” A continuación agrega: “ Debo constatar que es

allí donde están, cuando imaginaba que pese a todo, resistían sobre la base de algo más relevante” Están en la resistencia. En la página 100 toma una objeción que alguien le habría hecho al dar una conferencia diciendo: “ ¿Por qué encontró necesario introducir el sujeto? ¿Dónde hay huella en Freud del sujeto?” Primero viene el efecto en Lacan al escuchar esa objeción: “Debo decirles que eso me noqueó.

Lo horroroso es que después de cierto tiempo, tiempo que desperdicio, se cavó una zanja entre ustedes y el efecto de la cultura, del periodismo (Es interesante la interpretación, agregamos nosotros: el periodismo es un efecto de la cultura. No lo identifica a la cultura y en lo que sigue, enuncia el efecto en él: primer plano) “Ahora que estoy en primer plano, necesito un intermediario para saber dónde están algunos.

Ellos consideran que introducir el sujeto a propósito de Freud es entonces una novedad, un invento” Lacan es contundente en su respuesta: “Cualquiera, por poco informado que esté sobre lo que hablamos, sabe que en Freud se trata de tres cosas. La primera es que eso sueña. ¿Eso no es un sujeto, ¿no?” Casi exasperado dice: “¿Qué hacemos aquí todos? No me hago ilusiones, un auditorio, por muy calificado que esté, sueña mientras yo estoy aquí luchando. Cada uno piensa en sus asuntos, su noviecita con la que se encontrará dentro de un rato, su auto que está fundiendo una biela, algo que no anda bien” .

Primer cosa de la que se trata en Freud: Eso sueña, aún despierto y colectivamente, un auditorio; soñar con un encuentro o soñar con lo que no anda.

Segunda cosa en Freud: “Y después eso falla. Véase el lapsus, el acto fallido, el texto mismo de la existencia de ustedes. De allí que resulte gracioso, grotesco, lo que siempre se está fomentando ante ustedes respecto de las funciones ideales de la conciencia y todo lo que sigue, al modo de la persona que debe llegar a un dominio” mencionando a Henri Ey sobre el órgano dinamismo preguntando: ¿dónde están las personalidades construidas? Continúa: “Lo bello, es que pese a todos los llamados que se hacen a estas construcciones , en efecto, eso falla. Eso quiere decir algo. Nunca tuvo éxito más que para los otros” Segunda cosa: eso falla.

La tercera cosa en Freud: “En tercer lugar, eso sueña, eso falla, eso ríe. Les pregunto, ¿estas tres cosas son subjetivas o no lo son? Habría que saber de qué hablamos” Eso ríe.

Respuesta entonces: no inventa el sujeto sino que lo reintroduce y lo reintroduce porque se tiene a resistir bajo dos formas que están en sus dichos: la personalidad y la subjetividad cuando de lo que se trata es de lo que eso hace como efecto: sueña,falla,ríe. Los tres textos cumbres de Freud. El sujeto es una intervención interpretación para aquellos que se alejan de ser efectos.

Print Friendly