Revista Lectura Lacaniana Número: XI
Lecturas Psicoanalíticas

Un problema del psicoanálisis siempre vigente: el sujeto

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 24 septiembre, 2013


Un problema del psicoanálisis siempre vigente: el sujeto

Carlos D. García introduce en esta primera parte el término “sujeto”, término éste controvertido en la práctica del psicoanálisis debido a los múltiples sentidos por los cuales se lo ha ido asociando. Lacan, partiendo de Freud, lo introduce como pregunta y respuesta, significando “lo que está debajo, o sometido”. Darle el uso general ligándolo a persona o individuo, le quita el sentido específico como fenómeno que se manifiesta en un caso singular, adviniendo así, al lugar del síntoma en el psicoanálisis. De este modo, se trata de un término clave a precisar, para comprender la interpretación en la práctica de orientación lacaniana.

Andrea F. Amendola

 

Durante muchos años Lacan preguntó en el psicoanálisis una pregunta que él mismo introdujo como respuesta. Lo introdujo primero como respuesta porque introdujo algo que él mismo decía que ya estaba en Freud aunque muchos exegetas del texto freudiano nunca lo habían leído. El término que Lacan introdujo como respuesta y al mismo tiempo como pregunta siendo un problema siempre vigente es el término sujeto. El discurso lacanioso propondría una definición del término sujeto a partir de los mismos términos

de Lacan provocando el riesgo que aquel que lo explica no reconozca el término ni en la práctica del psicoanálisis ni cuando habla de ese término, el término sujeto. Es muy frecuente que los casos construidos en psicoanálisis comiencen con “el sujeto dice”, “el sujeto se presentó”, “el sujeto enunció”, el sujeto trajo un sueño”, “el sujeto cambió de posición subjetiva”, “el sujeto logró”, “el sujeto reconoció estar determinado por un significante”, etc.

Podríamos extendernos con una gran variedad de expresiones en el que el término sujeto es usado por los practicantes del psicoanálisis mismo de un modo en el que no es acorde a la enseñanza de Lacan. ¿Cuál es ese modo que no es acorde a la enseñanza de Lacan? Es el uso del término sujeto bajo la forma de un uso general en el que el sujeto se identifica a la persona o es sinónimo de persona. Se dice en general que un sujeto es una persona o un individuo que percibe, identifica, que tiene emociones.

Es muy interesante lo que se ha producido con el uso del término sujeto en el psicoanálisis a partir de la enseñanza de Lacan. El término sujeto, etimológicamente significa y se origina en el participio pasado del término latino subiectus, participio pasado de subiicĕre, y significa lo que está puesto debajo o sometido.

En su origen etimológico un sujeto es una persona que en un contexto no recibe una denominación específica y también, como dijimos antes es un individuo que tiene emociones, pensamientos, etc.

En cualquiera de los dos casos el uso frecuente que se hace en el psicoanálisis y fuera de él, pero sobre todo en el psicoanálisis, en sus textos producidos para transmitir algo es el de alguien que no recibe una denominación específica o se lo identifica a una persona.

SI bien es muy cierto que hay que distinguir el uso del término sujeto como una acepción coloquial, en el sentido de un sinónimo de individuo o aún persona y hay que reconocer que es posible que se lo pueda usar de esa manera en el psicoanálisis lacaniano, la pregunta se invertiría y entonces sería, ¿por qué no se usa en los casos clínicos o en los textos de elaboración teórica los términos individuo y persona en vez de sujeto y se reserva éste término para cuando en el caso se manifieste el sujeto como fenómeno específico?

Creo que esto se produce porque se hace un síntoma en el psicoanálisis con el sujeto y por eso se presenta una y otra vez como un problema crucial. Sería el equivalente como problema para el psicoanálisis en el que en vez de hablar de pulsión hablemos de instinto. Ya ahora no lo hacemos pero es equivalente por lo que esto supone en la práctica. ¿Por qué tuvo Lacan la necesidad de introducir como esencial al “sujeto” en el psicoanálisis? Por qué el sujeto ha sido casi un caballito de batalla clave para entender la interpretación en la práctica del psicoanálisis? ¿Qué es el sujeto para la orientación lacaniana?

 

Print Friendly