Lecturas Culturales

Nuevas novelas eróticas...

Por Silvia Hopenhayn
Publicado en Lectura Lacaniana: 6 mayo, 2013


“Nuevas novelas eróticas supuestamente audaces y sexualmente correctas”.

Silvia Hopenhayn en nuestra sección de cultura de la Revista se pregunta por la causa del auge de la novela erótica en nuestros tiempos. Se pregunta por el tipo de literatura que conlleva dicho auge. Según sus palabras es: “es una denuncia mediocre de fantasías depuestas o pospuestas (las propias de James), mediante una depuración de mecanismos novelescos de la narrativa actual” ubica y nos sitúa respecto de la autora más prestigiosa de dicha literatura en el fanfic. Silvia interpreta que dicha literatura promueve nuevos modos de insastifacción ya que nunca alcanza. Vale leer las distintas partes de esta sección, tanto ésta como las que siguen ya que demuestra cómo todo el dispositivo narrativo de éstas novelas se basan en el efecto referencial. Para darles dos pistas: el éxito de éstas novelas no implican ningún cambio en la literatura. La parte de hoy viene con un contrato entre Gray y Anastasia.
Carlos Dante García.

 

¿Hay un auge de la novela erótica? ¿A qué responde? ¿O a quién? ¿Al ímpetu de una mujer madura (la autora del best- seller “Cincuenta sombras de Grey, E.L. James, por ejemplo), al desvelo de un escritor (Flaubert, por ejemplo), o al mercado editorial?

¿Es literatura o letra dura? ¿Revela formas nuevas de gozar o se trata de modos de insatisfacción, bajo la forma de juguetes y poses del marketing sexual?

Lo cierto es que desde que una señora inglesa, productora de televisión y voraz lectora de sagas vampirescas, llamada Erika Leonard James escribió Cincuenta sombras de Grey, las mujeres que lo han leído y la industria editorial están que arden. Las primeras porque se excitan, creyendo que se nutren. Las segundas, al publicar libros “hot” que sólo sirven para una buena fogata o,  en todo caso, calentarse el bolsillo.

¿Pero de qué se trata este fenómeno? En cierto sentido, es una denuncia mediocre de fantasías depuestas o pospuestas (las propias de James), mediante una depuración de mecanismos novelescos de la narrativa actual. En otras palabras: E. L. James, escribió lo que tuvo ganas –que no es lo mismo que lo que le dio la gana. Y lo hizo apropiándose de otros géneros. Más en detalle: Al cumplir cuarenta años, consideró oportuno escribir una novela de alto voltaje (aunque de bajo linaje literario…) respondiendo a “Mi crisis de mediana edad”, como dijo sin tapujos. Y como buena “fanfic”, hizo un cóctel de lecturas.

¿Qué es el FANFIC? (Atención: cuando empiezan a prosperar las abreviaturas, evidentemente algo se está achicando…) En extenso sería el “fan fiction”, fanáticos de una ficción que producen “ficciones derivativas”; la influencia de una obra, ya sea por su trama o la singularidad de un personaje, que vuelve “fan” a su lector a tal punto que éste lo “adopta” para su propia ficción. No es plagio, ni usurpación, es una especie de fetichismo especulativo.

En el caso de Cincuentas sombras de Grey, fue a partir del impacto que produjo en E. L. James la lectura en el 2009 de la saga de Crepúsculo, otro éxito comercial, en donde lo sexual, -siempre presente en el género vampiresco- cobra tonalidades púberes, de besos retaceados y rivalidad entre bandas de adolescentes: vampiros contra hombres lobo.

¿Qué “fanfic” hace James? Apura los besos, o más bien los saltea para llegar rápidamente al  BDSM, fundamentos sexuales de base de Cincuenta sombras, el modo en que se designan prácticas sexuales extremas o no convencionales: B de bondage, D de disciplina o Dominación, S de sumisión o Sadismo y M de masoquismo. Como se dijo antes, nuevos modos de insatisfacción, ya que si de consumo se trata, nunca alcanza…

Según la escritora Ana María Shua (autora de una novela erótica en los años ochenta, “Los amores de Laurita”), la operación de E. L. James es original y válida: “Cincuenta sombras de Gray es perfecto en su género. A nadie se le había ocurrido hasta ahora combinar la novela rosa con sadomaso light y la mezcla resultó irresistible”.

Cierto es lo del “rosa” y el “light”. La fórmula tiene algo de ello. Al menos todo parece muy pulcro, dentro de las novedades del sex-shop, con algo de sexualy correct, en estos tiempos de supuesta “superación” (lo que evidentemente no se supera es la literatura). Para ello, se establece un contrato entre el millonario Grey y Anastasia, la sometida, más extenso que el de Sacher Masoch, y por supuesto, menos poético. (VER CONTRATO)

Luego de la aparición de la trilogía de James: Cincuenta sombras de Grey, Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas han surgido decenas de novelas del mismo calibre (por emplear un término tangible…); por otra parte, el marketing es a veces tan inmediato y limitado que utilizó la misma estética en las cubiertas, para capturar las miradas. Ya no se sabe quién lo escribió, pero todas esas novelas lucen igual. Medio oscuras, con algún elemento de sumisión o castigo, un par de esposas o un escote para el azote. En estas novelas (promesas de best-sellers teniendo en cuenta que James vendió más con su saga que Rowling con Harry Potter) lo que prevalece, es el referente. Todo el dispositivo narrativo está en función del efecto REFERENCIAL en lectoras ávidas del relato sexual de experiencias ajenas (enajenadas en su pareja, ¿quizá?). De allí que el éxito de estas novelas no implique ningún cambio en la literatura. Podrían equipararse al coito mismo. No se inscriben en ninguna parte.

(Continúa en Parte II)

 

 

* CONTRATO QUE FIGURA EN “CINCUENTA SOMBRAS DE GREY”, ENTRE GREY Y ANASTASIA

A día___________ de 2011 («fecha de inicio»)

ENTRE

EL SR. CHRISTIAN GREY, con domicilio en el Escala 301,

Seat tle, 98889 Washington

(«el Amo»)

Y LA SRTA. ANASTASIA STEELE, con domicilio en SW

Green Street 1114, apartamento 7, Haven Heights, Vancouver,

98888 Washington

(«la Sumisa»)

LAS PARTES ACUERDAN LO SIGUIENTE

1. Los puntos siguientes son los términos de un contrato vinculante

entre el Amo y la Sumisa.

TÉRMINOS FUNDAMENTALES

2. El propósito fundamental de este contrato es permitir que la

Sumisa explore su sensualidad y sus límites de forma segura, con

el debido respeto y miramiento por sus necesidades, sus límites

y su bienestar.

3. El Amo y la Sumisa acuerdan y admiten que todo lo que suceda

bajo los términos de este contrato será consensuado y confidencial,

y estará sujeto a los límites acordados y a los procedimientos

de seguridad que se contemplan en este contrato.

186

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 186

Pueden añadirse límites y procedimientos de seguridad adicionales.

4. El Amo y la Sumisa garantizan que no padecen infecciones

sexuales ni enfermedades graves, incluyendo VIH, herpes y hepatitis,

entre otras. Si durante la vigencia del contrato (como se

define abajo) o de cualquier ampliación del mismo una de las

partes es diagnosticada o tiene conocimiento de padecer alguna

de estas enfermedades, se compromete a informar a la otra inmediatamente

y en todo caso antes de que se produzca cualquier

tipo de contacto entre las partes.

5. Es preciso cumplir las garantías y los acuerdos anteriormente

mencionados (y todo límite y procedimiento de seguridad

adicional acordado en la cláusula 3). Toda infracción invalidará

este contrato con carácter inmediato, y ambas partes aceptan

asumir totalmente ante la otra las consecuencias de la infracción.

6. Todos los puntos de este contrato deben leerse e interpretarse

a la luz del propósito y los términos fundamentales establecidos

en las cláusulas 2-5.

FUNCIONES

7. El Amo será responsable del bienestar y del entrenamiento, la

orientación y la disciplina de la Sumisa. Decidirá el tipo de entrenamiento,

la orientación y la disciplina, y el momento y el

lugar de administrarlos, atendiendo a los términos acordados, los

límites y los procedimientos de seguridad establecidos en este

contrato o añadidos en la cláusula 3.

8. Si en algún momento el Amo no mantiene los términos

acordados, los límites y los procedimientos de seguridad establecidos

en este contrato o añadidos en la cláusula 3, la Sumisa tiene

derecho a finalizar este contrato inmediatamente y a abandonar

su servicio al Amo sin previo aviso.

9. Atendiendo a esta condición y a las cláusulas 2-5, la Sumisa

tiene que obedecer en todo al Amo. Atendiendo a los términos

acordados, los límites y los procedimientos de seguridad establecidos

en este contrato o añadidos en la cláusula 3, debe ofrecer

al Amo, sin preguntar ni dudar, todo el placer que este le exija, y

debe aceptar, sin preguntar ni dudar, el entrenamiento, la orientación

y la disciplina en todas sus formas.

187

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 187

INICIO Y VIGENCIA

10. El Amo y la Sumisa firman este contrato en la fecha de inicio,

conscientes de su naturaleza y comprometiéndose a acatar

sus condiciones sin excepción.

11. Este contrato será efectivo durante un periodo de tres meses

desde la fecha de inicio («vigencia del contrato»). Al expirar

la vigencia, las partes comentarán si este contrato y lo dispuesto

por ellos en el mismo son satisfactorios y si se han satisfecho las

necesidades de cada parte. Ambas partes pueden proponer ampliar

el contrato y ajustar los términos o los acuerdos que en él

se establecen. Si no se llega a un acuerdo para ampliarlo, este

contrato concluirá y ambas partes serán libres para seguir su

vida por separado.

DISPONIBILIDAD

12. La Sumisa estará disponible para el Amo desde el viernes

por la noche hasta el domingo por la tarde, todas las semanas

durante la vigencia del contrato, a horas a especificar por el

Amo («horas asignadas»). Pueden acordarse mutuamente más

horas asignadas adicionales.

13. El Amo se reserva el derecho a rechazar el servicio de la

Sumisa en cualquier momento y por las razones que sean. La Sumisa

puede solicitar su liberación en cualquier momento, liberación

que quedará a criterio del Amo y estará exclusivamente

sujeta a los derechos de la Sumisa contemplados en las cláusulas

2-5 y 8.

UBICACIÓN

14. La Sumisa estará disponible a las horas asignadas y a las horas

adicionales en los lugares que determine el Amo. El Amo

correrá con todos los costes de viaje en los que incurra la Sumisa

con este fin.

PRESTACIÓN DE SERVICIOS

15. Las dos partes han discutido y acordado las siguientes prestaciones

de servicios, y ambas deberán cumplirlas durante la vigencia

del contrato. Ambas partes aceptan que pueden surgir

cuestiones no contempladas en los términos de este contrato ni

en la prestación de servicios, y que determinadas cuestiones podrán

renegociarse. En estas circunstancias, podrán proponerse

cláusulas adicionales a modo de enmienda. Ambas partes debe-

188

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 188

rán acordar, redactar y firmar toda cláusula adicional o enmienda,

que estará sujeta a los términos fundamentales establecidos

en las cláusulas 2-5.

AMO

15.1. El Amo debe priorizar en todo momento la salud y la seguridad

de la Sumisa. El Amo en ningún momento exigirá, solicitará,

permitirá ni pedirá a la Sumisa que participe en las actividades

detalladas en el Apéndice 2 o en toda actividad que

cualquiera de las dos partes considere insegura. El Amo no llevará

a cabo, ni permitirá que se lleve a cabo, ninguna actividad

que pueda herir gravemente a la Sumisa o poner en peligro su

vida. Los restantes subapartados de esta cláusula 15 deben leerse

atendiendo a esta condición y a los acuerdos fundamentales de

las cláusulas 2-5.

15.2. El Amo acepta el control, el dominio y la disciplina de la

Sumisa durante la vigencia del contrato. El Amo puede utilizar

el cuerpo de la Sumisa en cualquier momento durante las horas

asignadas, o en horas adicionales acordadas, de la manera que

considere oportuno, en el sexo o en cualquier otro ámbito.

15.3. El Amo ofrecerá a la Sumisa el entrenamiento y la orientación

necesarios para servir adecuadamente al Amo.

15.4. El Amo mantendrá un entorno estable y seguro en el que

la Sumisa pueda llevar a cabo sus obligaciones para servir al Amo.

15.5. El Amo puede disciplinar a la Sumisa cuanto sea necesario

para asegurarse de que la Sumisa entiende totalmente su

papel de sumisión al Amo y para desalentar conductas inaceptables.

El Amo puede azotar, zurrar, dar latigazos y castigar físicamente

a la Sumisa si lo considera oportuno por motivos de

disciplina, por placer o por cualquier otra razón, que no está

obligado a exponer.

15.6. En el entrenamiento y en la administración de disciplina,

el Amo garantizará que no queden marcas en el cuerpo de la

Sumisa ni heridas que exijan atención médica.

15.7. En el entrenamiento y en la administración de disciplina,

el Amo garantizará que la disciplina y los intrumentos utilizados

para administrarla sean seguros, no los utilizará de manera que

provoquen daños serios y en ningún caso podrá traspasar los límites

establecidos y detallados en este contrato.

189

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 189

15.8. En caso de enfermedad o herida, el Amo cuidará a la Sumisa,

vigilará su salud y su seguridad, y solicitará atención médica

cuando lo considere necesario.

15.9. El Amo cuidará de su propia salud y buscará atención

médica cuando sea necesario para evitar riesgos.

15.10. El Amo no prestará su Sumisa a otro Amo.

15.11. El Amo podrá sujetar, esposar o atar a la Sumisa en todo

momento durante las horas asignadas o en cualquier hora adicional

por cualquier razón y por largos periodos de tiempo, prestando

la debida atención a la salud y la seguridad de la Sumisa.

15.12. El Amo garantizará que todo el equipamiento utilizado

para el entrenamiento y la disciplina se mantiene limpio, higiénico

y seguro en todo momento.

SUMISA

15.13. La Sumisa acepta al Amo como su dueño y entiende

que ahora es de su propiedad y que está a su disposición cuando

al Amo le plazca durante la vigencia del contrato en general,

pero especialmente en las horas asignadas y en las horas adicionales

acordadas.

15.14. La Sumisa obedecerá las normas establecidas en el Apéndice

1 de este contrato.

15.15. La Sumisa servirá al Amo en todo aquello que el Amo

considere oportuno y debe hacer todo lo posible por complacer

al Amo en todo momento.

15.16. La Sumisa tomará las medidas necesarias para cuidar su

salud, solicitará o buscará atención médica cuando la necesite, y

en todo momento mantendrá informado al Amo de cualquier

problema de salud que pueda surgir.

15.17. La Sumisa garantizará que toma anticonceptivos orales,

y que los toma como y cuando es debido para evitar quedarse

embarazada.

15.18. La Sumisa aceptará sin cuestionar todas y cada una de las

acciones disciplinarias que el Amo considere necesarias, y en

todo momento recordará su papel y su función ante el Amo.

15.19. La Sumisa no se tocará ni se proporcionará placer sexual

sin el permiso del Amo.

15.20. La Sumisa se someterá a toda actividad sexual que exija

el Amo, sin dudar y sin discutir.

190

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 190

15.21. La Sumisa aceptará azotes, zurras, bastonazos, latigazos o

cualquier otra disciplina que el Amo decida administrar, sin dudar,

preguntar ni quejarse.

15.22. La Sumisa no mirará directamente a los ojos al Amo

excepto cuando se le ordene. La Sumisa debe agachar los ojos,

guardar silencio y mostrarse respetuosa en presencia del Amo.

15.23. La Sumisa se comportará siempre con respeto hacia el

Amo y solo se dirigirá a él como señor, señor Grey o cualquier

otro apelativo que le ordene el Amo.

15.24. La Sumisa no tocará al Amo sin su expreso consentimiento.

ACTIVIDADES

16. La Sumisa no participará en actividades o actos sexuales

que cualquiera de las dos partes considere inseguras ni en las actividades

detalladas en el Apéndice 2.

17. El Amo y la Sumisa han comentado las actividades establecidas

en el Apéndice 3 y hacen constar por escrito en el Apéndice

3 su acuerdo al respecto.

PALABRAS DE SEGURIDAD

18. El Amo y la Sumisa admiten que el Amo puede solicitar a

la Sumisa acciones que no puedan llevarse a cabo sin incurrir

en daños físicos, mentales, emocionales, espirituales o de otro

tipo en el momento en que se le solicitan. En este tipo de circunstancias,

la Sumisa puede utilizar una palabra de seguridad.

Se incluirán dos palabras de seguridad en función de la intensidad

de las demandas.

19. Se utilizará la palabra de seguridad «Amarillo» para indicar

al Amo que la Sumisa está llegando al límite de resistencia.

20. Se utilizará la palabra de seguridad «Rojo» para indicar al

Amo que la Sumisa ya no puede tolerar más exigencias. Cuando

se diga esta palabra, la acción del Amo cesará totalmente con

efecto inmediato.

CONCLUSIÓN

21. Los abajo firmantes hemos leído y entendido totalmente

lo que estipula este contrato. Aceptamos libremente los términos

de este contrato y con nuestra firma damos nuestra conformidad.

191

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 191

El Amo: Christian Grey

Fecha

La Sumisa: Anastasia Steele

Fecha

APÉNDICE 1

NORMAS

Obediencia:

La Sumisa obedecerá inmediatamente todas las instrucciones

del Amo, sin dudar, sin reservas y de forma expeditiva. La Sumisa

aceptará toda actividad sexual que el Amo considere oportuna

y placentera, excepto las actividades contempladas en los límites

infranqueables (Apéndice 2). Lo hará con entusiasmo y

sin dudar.

Sueño:

La Sumisa garantizará que duerme como mínimo ocho horas

diarias cuando no esté con el Amo.

Comida:

Para cuidar su salud y su bienestar, la Sumisa comerá frecuentemente

los alimentos incluidos en una lista (Apéndice 4). La Sumisa

no comerá entre horas, a excepción de fruta.

Ropa:

Durante la vigencia del contrato, la Sumisa solo llevará ropa que

el Amo haya aprobado. El Amo ofrecerá a la Sumisa un presupuesto

para ropa, que la Sumisa debe utilizar. El Amo acompañará

a la Sumisa a comprar ropa cuando sea necesario. Si el

Amo así lo exige, mientras el contrato esté vigente, la Sumisa se

pondrá los adornos que le exija el Amo, en su presencia o en

cualquier otro momento que el Amo considere oportuno.

Ejercicio:

El Amo proporcionará a la Sumisa un entrenador personal cuatro

veces por semana, en sesiones de una hora, a horas convenidas

por el entrenador personal y la Sumisa. El entrenador personal

informará al Amo de los avances de la Sumisa.

192

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 192

Higiene personal y belleza:

La Sumisa estará limpia y depilada en todo momento. La Sumisa

irá a un salón de belleza elegido por el Amo cuando este lo

decida y se someterá a cualquier tratamiento que el Amo considere

oportuno. El Amo correrá con todos los gastos.

Seguridad personal:

La Sumisa no beberá en exceso, ni fumará, ni tomará sustancias

psicotrópicas, ni correrá riesgos innecesarios.

Cualidades personales:

La Sumisa solo mantendrá relaciones sexuales con el Amo. La

Sumisa se comportará en todo momento con respeto y humildad.

Debe comprender que su conducta influye directamente

en la del Amo. Será responsable de cualquier fechoría,

maldad y mala conducta que lleve a cabo cuando el Amo no

esté presente.

El incumplimiento de cualquiera de las normas anteriores

será inmediatamente castigado, y el Amo determinará

la naturaleza del castigo.

APÉNDICE 2

Límites infranqueables

Actos con fuego.

Actos con orina, defecación y excrementos.

Actos con agujas, cuchillos, perforaciones y sangre.

Actos con instrumental médico ginecológico.

Actos con niños y animales.

Actos que dejen marcas permanentes en la piel.

Actos relativos al control de la respiración.

Actividad que implique contacto directo con corriente eléctrica

(tanto alterna como continua), fuego o llamas en el cuerpo.

APÉNDICE 3

Límites tolerables

A discutir y acordar por ambas partes:

193

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 193

¿Acepta la Sumisa lo siguiente?

• Masturbación • Penetración vaginal

• Cunnilingus • Fisting vaginal

• Felación • Penetración anal

• Ingestión de semen • Fisting anal

¿Acepta la Sumisa lo siguiente?

• Vibradores • Consoladores

• Tapones anales • Otros juguetes vaginales/anales

¿Acepta la Sumisa lo siguiente?

• Bondage con cuerda • Bondage con cinta adhesiva

• Bondage con muñequeras • Otros tipos de bondage

de cuero.

• Bondage con esposas y grilletes

¿Acepta la Sumisa los siguientes tipos de bondage?

• Manos al frente • Muñecas con tobillos

• Tobillos • A objetos, muebles, etc.

• Codos • Barras separadoras

• Manos a la espalda • Suspensión

• Rodillas

¿Acepta la Sumisa que se le venden los ojos?

¿Acepta la Sumisa que se la amordace?

¿Cuánto dolor está dispuesta a experimentar la Sumisa?

1 equivale a que le gusta mucho y 5, a que le disgusta mucho:

1 — 2 — 3 — 4 — 5

¿Acepta la Sumisa las siguientes formas de dolor/ castigo/ disciplina?

194

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY (5g)8 8/6/12 11:51 Página 194

• Azotes • Azotes con pala

• Latigazos • Azotes con vara

• Mordiscos • Pinzas para pezones

• Pinzas genitales • Hielo

• Cera caliente • Otros tipos/métodos de dolor.

Print Friendly