Seminarios Martes EOL

Reseña XXVIII. Seminario EOL 2015

Publicado en Lectura Lacaniana: 18 diciembre, 2015
La Palabra La apalabra
El lenguaje Lalengua
La letra Lituratierra

 

¿El goce puede decirse? Hay un goce en el decir…como situarlo desde la última enseñanza de Lacan.

Carlos García parte de un capítulo, el de la apalabra (1), es una de las maneras que tiene Lacan, es un neologismo inventado para dar cuenta de la relación de la  palabra con la pulsión.

¿Cuál es el lugar de la interpretación en la apalabra, la lengua y en lituratierra? Son tres neologismos inventados por Lacan, se sitúa más del lado del goce

Lacan en Función y Campo de la palabra y el lenguaje,  trabajará La palabra, el lenguaje y la letra, corresponde al Lacan estructuralista.

Cual es el lugar de la interpretación de ambos lados.

Miller subraya que en toda la construcción que hace Lacan de la palabra, el lenguaje y la letra se basa en la comunicación, es decir, que alguien quiere decir algo, cuando alguien  va a análisis quiere decir algo, es la materialidad de un sujeto que quiere decir algo.

En la esquizofrenia esta alterada la voluntad general de querer decir.

El querer decir se refiere al sujeto, hay una voluntad de ir al analista, es decir al A y a partir del A, es la cadena intencional del discurso.

El mutismo histérico, también quiere decir algo (2), es una de las variantes de la pregunta histérica.

El corazón de la función de la palabra está dado por la voluntad de decir.

¿Para que alguien va a un analista? Porque está la voluntad de decir.

La interpretación se ubica como respuesta.

¿Qué particularidades tiene la palabra histérica en un análisis? Es la palabra que siempre hace enigma, es decir, es la palabra que se ofrece al otro para ser interpretada. (3)

Siempre la palabra histérica es un enigma: “no se”, y está ofrecida  a la interpretación.

La palabra histérica pone en evidencia que el querer decir es diferente del dicho.

La palabra histérica es la que está siempre insatisfecha con lo que se dijo.

La palabra histérica sufre por no poder decir lo verdadero, de decir toda la verdad.

Tener en cuenta en la interpretación:

-no pretender que una interpretación sea toda verdadera
-No suprimir
-Tolerar que haya parte de enigma
-No mostrar una gran satisfacción por lo dicho

La palabra del obsesivo, es una palabra que deseca la interpretación, le saca lo vital. Hace el intento de hacer callar al que interpreta, apunta a la anulación subjetiva.

El obsesivo hace que haya concordancia entre el querer decir con lo dicho, que no haya distancia entre el significante y el significado.

La palabra del obsesivo: no hay nada que agregar. Intenta poner una mordaza a la interpretación.

La palabra psicótica tiene una particularidad en el análisis, toma a su cargo la interpretación, es amo del sentido y del poder, en la paranoia.

En la esquizofrenia hace ironía respecto de lo que se dice.

La palabra en el perverso es la que se burla del sentido.

La apalabra es un término que trata de incluir en la palabra la pulsión, y lo que privilegia no es el querer decir sino el gozar.

La palabra supone diálogo. La apalabra es un monólogo, no es para nada seguro que lalengua sirve para el diálogo.

Como la palabra está dominada por la pulsión, apalabra, y cuando esto no produce palabra sino goce, dirá Lacan ahí donde eso habla eso goza.

Eso goza por hablar, algo que se satisface por el bla bla bla, en el nivel del inconsciente.

Miller dice que Lacan cuestiona la manera radical de que el inconsciente está estructurado como un lenguaje (4)

Lacan cuestiona el inconsciente estructurado como un lenguaje y por esto ello cuestiona los fundamentos mismos del psicoanálisis (5)al introducir el goce de la palabra.

El goce habla, que la palabra se anima con un querer gozar.

El que habla es el goce, esto conduce a una inversión de la palabra vacía  y la palabra llena.

Cuando creemos que la verdad habla en el lapsus, en el acto fallido (6) la interpretación tiene su lugar, hacer surgir un efecto de verdad

La apalabra, apparole, viene de un término, (7), los aparatos del goce. Un aparato es todo aquello que sirve para algo, es lo opuesto a la estructura, es algo práctico preparado para la satisfacción.

La Asociación Libre es un cierto ejercicio de la apalabra. La tesis de Lacan de decir lo que se nos ocurra conduce siempre al principio del placer (8). Allí donde eso habla, eso goza.

La Asociación Libre trata de levantar las represiones, reducir los prejuicios, alejarse del querer decir, es hacer la experiencia de ser hablado, hace la experiencia de lalengua, es la pura satisfacción en la palabra.

En el goce de la apalabra todo se logra, no hay prohibición. La pulsión se satisface siempre.

La pulsión es la satisfacción del cuerpo sentida como satisfacción para Freud de aquí extrae Lacan la noción de objeto a.

A nivel de la palabra la interpretación tiene que ir a contrapelo del principio del placer. La interpretación analítica tiende a subrayar el fracaso, el fracaso que está presente en el éxito de la apalabra, en la satisfacción que se produce en  la Asociación Libre. El fracaso indica algo real.

La interpretación asume y soporta, eso no quiere decir nada, es un modo especial de interpretación, es un horizonte a la reducción de “eso no quiere decir nada” (9)

La interpretación, que va hacia lo escrito,  apunta:

1)    Al fracaso
2)    A eso no quiere decir nada
3)    El inconsciente enmascara eso quiere gozar.

Satisfacción que se encuentra en lo que se dice.

En los niños, hay que orientarse donde fracasa el juego.

Próxima y última clase: de que manera se pueden trabajar el 1° y el último momento de la enseñanza de Lacan y que consecuencias tiene orientar el análisis para un lado o para el otro.

NOTAS:

1)    Miller, Jacques Alain, La fuga del sentido, Capítulo 7, Monologo de la apalabra, clase del año 1996.
2)    Miller, Jacques Alain, Los preguntones, Conferencia de clausura de las II Jornadas del Campo Freudiano en España, Vigo, 26 de febrero de 1984. Inédita
3)    Ídem, la fuga del sentido, página  145
4)    Idem, página 152
5)    Ídem, página 153
6)    Ídem, página 154
7)    Lacan, Jacques,  Seminario Aún
8)    Ídem, Seminario Aun
9)    La fuga del sentido, pág. 158

Recomendación de Lectura:

Michel Leiris, escritor francés, paciente de Lacan.
Eric Laurent, ¿Conoce Ud. a Lacan?
 

Print Friendly

Deja un comentario