Seminarios Martes EOL

Reseña XXVII Seminario EOL 2015. Carlos Dante García

Publicado en Lectura Lacaniana: 18 diciembre, 2015

                                 ¿Con que goces se termina el análisis?

                                                                             Martes 3 de Noviembre 2015

 

Pág. 800 Escritos, Lacan se pregunta ¿qué soy yo? Y responde con una cita: “soy en el lugar desde donde se vocifera que el universo es un defecto en la pureza del no-ser”

El Universo, el defecto y el no ser.

La referencia al no-ser: La dirección de la cura se dirige al horizonte deshabitado del ser, cuestiona así la identificación.

p.318: Seminario “Todo el mundo es loco”.  Miller se pregunta si se puede decir algo del goce, ¿cómo piensa Lacan la relación entre no-ser y el goce?

 

Hoy vamos a dar dos respuestas:


1)                    Nada es sin goce.

No podemos considerar que al final del análisis algo va a abandonar el goce. La satisfacción se desplaza pero no se negativiza.

 

 ¿Cuáles son los goces posibles?

 

                 ¿Qué particularidad tendría el goce del final?

 

        GP: Goce de la palabra……………………………….>

GS: Goce del saber……………………………………>

Gsus: Goce de la sustitución…………………………. >               Goce fálico

GP: goce del pensamiento……………………………..>

GC: goce del cuerpo…………………………………..>

GP: goce de las pruebas de amor………………………>

GI: goce de los intereses……………………………….>

 

Para Freud: en toda actividad humana siempre hay satisfacción

El goce del final: es diferente

 

129 de “Sutilezas Analíticas” cap. El pase del partlêtre  se divide en dos partes:

-Como acontecimiento en análisis y

-Como procedimiento, cuando se pide a la Escuela.

El pase aparece como un procedimiento inventado, Lacan da una mínima indicación: en el final del análisis hay satisfacción. La satisfacción de que se marca el final. Es sentir satisfacción  y decirla. El goce acá es algo que se siente y es algo que se dice.

Lo que se llama satisfacción es lo que orienta todo el curso del análisis.

Un análisis se despliega esencialmente en el malestar, pág. 129 mal-estar, en la incomodidad.

El malestar implica una dimensión de urgencia por eso un análisis cómodo se sospecha que esté funcionando. La urgencia preside el análisis. Hay algo que empuja.

La satisfacción de decirlo: al final.

 


II)              Respuesta de hoy, toma el último  seminario de Miller “Todo el mundo es loco”, cap. La última enseñanza 10/10/78

 

La frase “todo en mundo es loco” es brújula para Miller de la última enseñanza de Lacan

p.317 Se pregunta si es posible enseñar.

Hay los cuatro discursos, no hay otros. Esto remite a que hay cuatro maneras a partir de las cuales se habla y desde dónde se habla.

Lacan dice que cada discurso cree que sostiene y enuncia una verdad, cada discurso se cree la verdad, cada discurso tiene una pretensión  de verdad y tal pretensión es una impostura.

“Yo la verdad hablo”, cuando Lacan se sitúa en  esta frase lo hace en relación al discurso analítico. ¿Cómo aparece esta frase en cada discurso?

Para Lacan el discurso analítico es el único que no se cree la verdad.

Decir que se cree la verdad está explicado en el capítulo de la  p.325 : Cada lugar va a tener términos: sujeto tachado, S1, S2 objeto a.

Cada término va a tener una pretensión de verdad.

 

Discurso Amo

 Afirma que aquello que dicen es para todos, la verdad es universal, es para todos, es el discurso del amo. La particularidad es que ese discurso junta, une y excluye. Eso es una impostura.

 

Discurso Universitario

Es el saber lo que sostiene esa impostura, ese saber es para todos.

 

Discurso Analítico

Lo que viene a ocupar el lugar de la verdad es un semblante, una apariencia. Sirve para mostrar que el objeto a es un semblante y que la verdad varía. En cada sesión es una verdad variable que es diferente. En análisis se trata de experimentar la variación de la verdad. No la misma verdad.

 

La neurosis tiende a universalizar la verdad y el análisis lleva a ver que cada sesión es una sesión diferente.

El discurso analítico sería interesante que domine, pero excluye la dominación. Pág. 326 El agente es el poder.

 Un discurso domina en la medida en que organiza.

El discurso analítico no organiza un mundo, no enseña nada porque no propone ninguna dominación.

Pensar que el discurso analítico domine es pensar al servicio del discurso capitalista y al discurso del amo.

 

                   “soy en el lugar desde donde se vocifera que el universo es un defecto en la pureza del no-ser” se trata del lugar de lo singular. Ahí encuentro la posibilidad de un goce como no todo.

Es no todo porque es mío nada más, el goce del final es haber llegado a un goce singular.

 

 

 

 

Print Friendly

Deja un comentario