Seminarios Martes EOL

Reseña XXI Seminario EOL 2016. Carlos Dante García

Publicado en Lectura Lacaniana: 20 octubre, 2016

Martes 20 de septiembre 2016

Título: Diferencias entre histeria y lo femenino

 

Lectura sugerida: “Dos, una novela fálica”.

 

Juanito no logra significar su órgano por eso dice “muerde”, funciona solo, no está articulado a la dimensión de la lengua.

El falo es el significante sexual y de la diferencia hombre y mujer.

 

¿Cómo se presenta la problemática del falo en la clínica?

El falo habla.

En “La carta robada”: la carta está allí como falo, y según cómo circule serán los efectos.

 

En el capítulo “Analizado” de la novela  en la pág.120 conversa con un amigo, Bladimiro, le comparte lo que le ocurre con el falo:

 

“…Contínuamente mete las narices en todo lo que hago…entre yo y él un continuo altercado…un monstruo de vanidad”.

 

Toda la novela es la relación tortuosa de cómo está articulada esa parte del cuerpo a la lengua.

Recuerden: ¿Qué es un significante? Es algo que quiere decir algo. Ese algo puede ser cualquier cosa, palabra, persona, hecho, fenómeno.

 

Seminario Donc: Capítulo: “Cómo se inician los análisis”: Allí Miller señala que el significante de la transferencia no es el motivo de consulta, es aquello con lo que el paciente se encuentra y no sabe qué significa y por eso va a ver a un analista.

“Algo” que no sabe qué significa: Sx

Cuando se logra aislar la S sacando la x, logramos localizarlo.

Nuca un paciente va  con significantes a ver a un analista. El analista, luego es que lo lee como significante.

 

A veces, coincide el síntoma con el significante de la transferencia y otras veces no.

 

En el caso clínico de Freud El hombre de las Ratas coinciden.

 

La demanda de satisfacción: es la forma de la estructura de la neurosis.

 

El sujeto histérico demanda una respuesta para obtener una satisfacción. La satisfacción que obtiene la histérica es una insatisfacción. Hay un empuje a saber.

 

En la mujer (posición femenina): el empuje es al goce, una mujer quiere gozar y hacer gozar.

 

El empuje a saber que se dirige a la falta especifica el goce de la privación de la histeria.

La neurosis histérica está orientada a ser el falo.

Ser el falo: implica ser tomada como significante del deseo para ser deseada en el encuentro sexual, y esto es lo que la histérica rechaza.

 

Pág. 234 de “Memorias de un neurópata” de Schreber: “no me queda sino hacerme la idea de ser transformado en mujer. Dios lo quiere”.

 

El empuje a la mujer tiene dos rasgos: el Otro lo quiere y ser la mujer del Otro.

 

Genevieve Morel en “Ambigüedades sexuales”: El empuje a la mujer no es uno sólo, ¿cómo lo reconocemos en los fenómenos?

En la Esquizofrenia aparece en el cuerpo despedazado. Debemos diferenciar el fenómeno que aparece en el cuerpo del fenómeno que aparece en la voz.

 

Caso Barreda: la injuria lo ubicaba del lado mujer. Intentó regular por fuera de lo simbólico, como lo es matar al otro. El empuje a la mujer es el empuje del goce.

 

En el caso de Schreber él admite ese goce.

 

Hay diversas formas de forclusión del falo: tenemos que precisar cómo situamos  si un transexual está del lado de la psicosis o no, y es a partir de:

 

¿En qué medida alguien considera el ser mujer un semblante?

 

Siempre la problemática del transexual recae sobre un “error” de la naturaleza.

Cualquier psicosis es un fenómeno xenopático, siempre proviene de afuera.

 

¿Cómo en el transexual ubicar este fenómeno que viene de afuera?

En el transexual parece que proviene de la propia subjetividad pero no es así.

 

¿Por qué se quiere operar el pene?

No está localizado el goce fálico en el pene. Lacan dice “muestra el error de sentido común”.

 

Hay entonces que especificar este error.

 

El falo genera significación y le da valor. Al no haber relación del significante con el órgano: lo saco.

 

En “De la naturaleza de los semblantes” el capítulo “To have and have not” allí se sitúa que falo, significación y sujeto son lo mismo. Esto también está en “La significación del falo”.

 

 

Razones que dan: razones de ser, para ser hombre, para ser mujer. Para obtener una identidad “quiero ser tal cosa”. Es un momento anterior a la neurosis.

 

El neurótico es el que acepta tenerlo y no tenerlo una vez que acepta que no lo es.

 

El transexual no descubre que no lo es y la razón es obtener un Ser.

 

Si un transexual se opera ¿qué pasa con el goce?

EL goce va a retornar bajo la forma hipocondríaca.

 

En la histeria dos rasgos:

 

Siempre presenta fenómenos de ambigüedad en la identidad.

1) Emergencia de la pregunta en el inconsciente soy hombre soy mujer. No hay que confundir la pregunta del inconsciente de la que le llega al yo.

2) Siempre está en su discurso presente que se dirige a la dimensión de la falta o insatisfacción de lo que su hombre o su pareja dice. Elije la falta del deseo.

 

Bibliografía sugerida:

 

-“Dos, una novela fálica”, Moravia Alberto, Ed. Grijalbo, 1971.

 

– Miller, J. -A.: Los cursos psicoanalíticos de Jacques-Alain Miller, Donc, cap. XV,Paidós. Bs. As., 2011, p. 283

-Schreber, Memorias de un neurópata, pág. 234

-Morel, Genevieve : “Ambigüedades sexuales: sexuación y psicosis”, Manantial.

-Miller, J.-A.: Los cursos psicoanalíticos de Jacques-Alain Miller, De la naturaleza de los semblantes, Paidós, Bs. As., pág.157, “Toh ave and have not”.

-Lacan, J.: “La significación del falo”, Escritos II, Siglo XXI Editores, pág.665.

 

 

Print Friendly

Deja un comentario