Seminarios Martes EOL

Reseña XIX. Seminario EOL. Carlos Dante García

Publicado en Lectura Lacaniana: 17 septiembre, 2014

Hoy: Los llamados nuevos síntomas sexuales no van sin la desorientación sexual en la subjetividad moderna y en la de los analistas sobre un tema por demás conflictivo y prejuicioso: ¿qué se analiza?”

Dos ejes temáticos:


Los nuevos síntomas sexuales: las sexualidades “diversas”: la labilidad de las identificaciones sexuales y sus variaciones en el llamado lesbianismo, la homosexualidad masculina, etc. Los nuevos lazos sexuales. “El lobo de Wall-Street”.

Y la desorientación sexual y la orientación pulsional. Nuevas ideas para un Congreso sobre la sexualidad femenina y masculina. ¿Porqué las teorías freudianas y lacanianas sobre la sexualidad no son ambientalistas?

                                              2 de septiembre de 2014

 

                                   Significación-Representación-Pulsión

                                                              Sexuación

 

Hay un texto de Lacan que está en los escritos, “Ideas directivas para un congreso sobre sexualidad femenina” (1958). En este texto Lacan  propone varias ideas a tratar:

 

-Establecer el sentido específico de lo que quiere decir femenino en el psicoanálisis.

-Establecer los fenómenos ligados al coito y al embarazo.

-Revisar la organización de la posición demandante, es decir, que el deseo sea diferente en el hombre y en la mujer.

-Revisar la manera en cómo estas dos ideas (3) afectan a la bisexualidad planteada desde el inicio del psicoanálisis.

-Revisar la tesis freudiana del desconocimiento de la vagina por parte de la niña.

-Estudiar la tesis freudiana del masoquismo femenino.

-Revisar la tesis freudiana de que sólo hay una libido y esa es masculina.

 

La pregunta que me hago, dice Carlos Dante García, es ¿Cuántos psicoanalistas actuales hemos respondido a estas ideas directivas, qué piensan cuando analizan a hombres y mujeres?  ¿hay un masoquismo femenino o … sabemos cuál es el sentido preciso de feminidad?

 

En Internet hay una proliferación en el discurso social de términos, clasificaciones respecto del género y la sexualidad, por ejemplo el cisgénero: son las personas, entendido esto como comportamiento, que no se identifican con el transgénero, los transexuales.

 

Esto significa que el término no designa a algo concordante o no con lo biológico.

Más allá de las categorías psicoanalíticas hay tres puntos muy importantes a tener en cuenta en la práctica del psicoanálisis:

¿Qué es lo que de la biología toma el psicoanálisis?

El psicoanálisis toma cosas de la biología, por lo menos el dato biológico de la presencia o ausencia del pene.

Miller lo expresa en la página 153 en “De la naturaleza de los semblantes”, menciona la importancia de los datos biológicos de cuerpo que ni Freud ni Lacan dejaron de lado y  también los esfuerzos del los movimientos feministas que intentaron de desplazar la importancia del pene en el campo de la sexualidad hacia otra parte del cuerpo, “no se entiende por qué a priori la parte masculina de la especie no viviría como castración la imposibilidad de desarrollar en su vientre otro cuerpo, de expulsarlo después de poner en el mercado el nuevo cuerpo de la especie humana. Quizás sea mejor así, aunque no basta creer que lo exigiría la justicia distributiva. Hasta hoy, es un hecho que recae sobre el pene y esto no tiene explicación”.

 

-¿Por qué dice “hasta hoy”?

Porque no sabemos cómo la ciencia puede modificar las condiciones del cuerpo en lo que ha de venir y cómo eso ha de incidir en el inconsciente.

 

-El “tengo o no tengo” es un dato esencialmente anatómico para orientar al sujeto en la sexualidad y en la existencia. Esto es: cómo se significa ese dato y no es el dato en sí mismo.

 

 

EL MODO EN QUE EL PSICOANALISIS ABORDA EL DATO BIOLOGICO: EL LENGUAJE

 

¿Cómo el psicoanálisis aborda el dato biológico? Mediante el lenguaje con un término preciso: el falo bajo la forma de significación.

 

En las clasificaciones hay dos datos: la biología y el discurso social. Las elaboraciones de género nunca colocan el inconsciente ni el tengo en el medio.

 

La normatividad de género: es lo que la sociedad identifica como lo correcto en cada sexo biológico.

 

Cross dressing o “cd”: es la unión de cross con dress, cruzar ropa, trasvestirse por diversión o por disfrute sexual.

Por lo tanto: un comportamiento y el uso de vestimenta, está por fuera la cuestión del tengo o no tengo.

 

Genderqueer: es una identificación transgénero cuya identidad no se asimila a los aspectos tradicionales, los géneros binarios femenino y masculino.

 

Género fluido: ahí se incluyen las identificaciones binarias.

 

Cuando se multiplican más términos en psicoanálisis es que algo no está funcionando y la clasificación basada en el comportamiento no quiere decir absolutamente nada.

 

¿Cuál es el lugar que le da el psicoanálisis a la representación y al comportamiento sexual?

 

-La representación es algo que cambia con la época, depende del discurso social, eso no indica que sea lo que ocurre en el inconsciente.

 

-Nosotros sabemos que nadie que dice ser lo es, por lo tanto toda representación sexual no lo es.

 

 

¿Cuándo aparece por primera vez el teléfono en el psicoanálisis? En el sueño de la bella carnicera. El teléfono es un objeto producto de la ciencia que vehiculiza la demanda y localiza la insatisfacción. Aquella mujer que está pendiente del mensaje o el llamado está jodida, no toma el camino de la feminidad, el delirio neurótico llega a tal punto de que si es llamada es amada.

 

¿No es acaso un delirio que un hombre no se atreva a hablarle a una mujer porque no tiene un auto?

¿No es acaso un delirio que una mujer se sienta menos porque tiene pechos pequeños?

 

 

Es una posición de superioridad y de inferioridad, hay algo que le otorga valor a los objetos y a las partes anatómicas y les da valor de significación.

 

Para un hombre o una mujer: tengo o no tengo es la orientación decisiva.

 

Página 153 idem:  Freud creía que esta subjetivación era decisiva para la orientación del sujeto, si se orienta hacia el tengo incluye la dimensión de la superioridad amenazada, es la superioridad del propietario, del tener, cuanto más tengo más superior soy y cuanto menos tengo más inferior soy.

 

Freud pensó que el no tengo era esencial para el sujeto femenino.

 

El tengo es esencial del lado del hombre.

 

LA SIGNIFICACIÓN ORIENTA ESTAS DOS CUESTIONES: tengo no tengo

                                                                                                        Soy no soy

 

 

LA PULSIÓN PARCIAL: otro término por el cual nos orientamos en el psicoanálisis.

 

Cap. XIV del seminario “Los cuatro conceptos…” “La pulsión parcial y su circuito”, dice Lacan: la sexualidad en le inconsciente está representada por las pulsiones parciales y es por donde se orienta el psicoanálisis”.

 

¿Cómo participa la pulsión parcial en el lazo que establece con el objeto?

Lo fundamental es la pulsión parcial, no el otro sexo. Es lo que Lacan va a elaborar posteriormente como SEXUACION, en donde es la manera en que Lacan propone resolver la juntura entre significación y pulsión.

 

HAY QUE DIFERENCIAR EL AUTOEROTISMO DE LA SATISFACCION DE LA PULSION PARCIAL.

 

Porque el autoerotismo implica una satisfacción con el cuerpo propio, por ejemplo una boca que se besa a sí misma y la satisfacción de la pulsión implica un lazo al objeto.

 

Una boca cerrada es el ejemplo de la satisfacción oral.

 

DESPLIEGUE DE LA PREGUNTA HISTÉRICA:

 

La histérica tiene una forma de hacer la pregunta de la forma más jodida, cuando se calla la boca y, en su mudez, lo que pone en juego como pulsión es la satisfacción de la pulsión oral. El objeto no lo define, es lo que propone Lacan en la clase XIV.

 

LO QUE NOS DA LA SEXUALIDAD DE UN SUJETO ES LA ORIENTACION DE LA SATISFACCIÓN DE LA PULSIÓN PARCIAL.

 

CASO DORA:

 

¿Cuáles eran las dos pulsiones parciales de Dora? Dirá Lacan en “Intervenciones sobre la transferencia” que el recuerdo más antiguo es matriz del comportamiento que pone en juego lo que va a ser el circuito pulsional.

 

El recuerdo más antiguo de Dora a sus tres años y medio es chuparse el dedo con una mano y con la otra tocarle el lóbulo al hermano.

¿Por qué es matriz del comportamiento? La satisfacción se le desdoblaba en dos: la boca era una y la otra la oreja (espiar con las orejas).

 

Esto es típico de la histérica que ESCUCHA CON DOS SIGNIFICANTES: en la bella carnicera el significante del goce “redondeces” y el del deseo “flaca” el significante de lo que le falta.

 

LAS PULSIONES SE LEEN EN LAS ESCENAS DE LOS RECUERDOS Y EN LAS ESCENAS ACTUALES.

 

La posición de Dora respecto del varón: llevarlo de la oreja.

 

Para la feminidad el término es: mascarada, que es lo opuesto a pulsión.

 

 

RELACIÓN FALO COMO SIGNIFICANTE Y  LA SIGNIFICACIÓN:

 

Pág. 153: “La naturaleza de los semblantes”: ¿cómo se subjetiva la existencia o inexistencia del pene? Se subjetiva a la manera del tener: tengo o no tengo, es asumir un valor fálico, es hacer de esa parte el falo, cuando el pene asume un valor deja de ser tal.

Así, el órgano es sustituído por el falo.

 

El falo es el significante del deseo. El pelo es un fánero, es la parte del cuerpo que funciona como aquello que puede atraer. ¿Para qué alguien arregla su pelo?

Cuando en análisis alguien habla de partes del cuerpo está hablando del valor fálico que su cuerpo ha ido tomando.

Para el psicótico el cuerpo no logra tomar valor compartido, si el psicótico quiere cortarse el pelo tiene que ir al borda.

 

 

 

Textos sugeridos:

 

 

-“De la naturaleza de los semblantes”, Jacques A. Miller

 

-“Intervenciones sobre la transferencia” , Escritos, texto 1

 

-“Ideas directivas para un congreso sobre sexualidad femenina” (1958)Escritos

 

-“Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis” Jacques Lacan, Libro 11

 

 

 

 

 

 

Print Friendly

Deja un comentario