Seminarios Martes EOL

Reseña XIV Seminario EOL 2016. Carlos Dante García

Publicado en Lectura Lacaniana: 25 agosto, 2016
 
 
                                                                    
 
"El desencadenamiento en la histeria, su coyuntura dramática-la histeria argentina"
 
 
 
 
Lacan habla de la sexualidad en muy diferentes lugares. Habla de variantesde la sexualidad en tanto enigmas.
 
Esquema de la determinación biológica de la sexualidad:
 
 
                                   

              XY  ——SC——XX

                   

             O  ——-E——- T

 

                                           φ     $       E——-HE——- a   S  E   A          

_     _                    

             S      a                                        a   E  A

 

                                         

               DN      Y      M    

 
         
 
Referencias:
 
SC: sexo cromosómico
 
XX o XY: da lugar a la diferenciación de los dos sexos.
 
T y O: testículos (andrógenos) y ovarios (estrógenos). Gónadas.
 
HE: hormonas esteroides
 
DN Y M: esto determina el Desarrollo Neurológico y Morfológico.
 
 
El desencadenamiento de la histeria: es importante para romper con una cuestión: que el sujeto queda sin lugar, esto es tan sólo un aspecto parcial.
 
La clave: es la relación que tiene con el objeto.
 
Histeria argentina: basado en un comentario de Miller en relación a la época post franquista.
 
Seminario XVI: “la sexualidad constituye ciertamente un horizonte pero su esencia está más lejos aún… ni su saber ni su práctica están aclaradas”.
 
Ya Lacan anticipa que la cuestión de la sexualidad se va a animar en la biología.
 
Principal ciencia hoy: La biología molecular. Descubrimiento del ADN en el campo de la bacteriología.
François Jacob *: Pág. 203 seminario XVI: Lacan menciona a Jacob, situando que convendría no confundir la relación considerada en la sexualidad en sentido lógico con la función conjunta de los dos sexos.
 
La lógica freudiana va a decir: hay un solo sexo.
 
Lacan plantea el dos.
 
Pág. 204: “no se sabe nada de la sexualidad”. Esto es, diferencia la sexualidad a nivel cromosómico de la sexualidad como identificación.
Para el psicoanálisis el abordaje de la sexualidad comienza por los efectos de identificación.
 
No hay seguridad en la identificación sexuada.
Va pasando de los cromosomas a la identificación, a lalengua: lo que se puede predicar.
 
Pág 205: da cuenta de la posición de Lacan en la sexualidad biológica, para él se reproduce para mantener las células y el planteo general, trata la reproducción para mantener la especie.
 
La lógica de Freud: algo falta. A las mujeres les falta. Castración.
No va a ser éste el planteo de Lacan.
 
Lacan se hace dos preguntas en este seminario pág. 210:
 
¿de dónde vienen las pulsiones? Supuestamente de la sexualidad.
¿Cuál es el fundamento de esa sexualidad, cómo juntamos pulsión con sexualidad?
 
“La pulsión designa ella sola esa conjunción”.
 
¿Cómo designan una satisfacción sexual si no hay una sexualidad? Suponen.
 
Pero “se nos cuenta” que su goce se liga a la sexualidad.
 
Lacan propone que hay una estructura de borde.
 
A nivel del goce sexual se trata de: tumescencia y de orgasmo.
 
Pág.211: “El enigma (…) el carácter limítrofe del goce femenino”.
Lacan sitúa que tenemos que diferenciar que los enigmas sobre la sexualidad femenina podrían verse por la estructura de borde.
 
Hay estudios que tratan de localizar el origen del orgasmo femenino de modo anatómico. Enigma y misterio acerca de ello.
 
Entre pulsión y goce ¿dónde está la sexualidad?
¿Qué determina el sexo biológico? 
 
1) Lacan anticipó que el desarrollo de la sexualidad va a ser tomado por la biología molecular.
2) Nada sabemos de la sexualidad en cuanto a sexualidad y pulsión. Lacan introduce como diferente el goce sexual a nivel de la tumescencia y el orgasmo.
3) Para el abordaje de la sexualidad diferencia la lógica, independientemente del comportamiento biológico.
Introduce estructura de borde, lógica y el dos.
 
La histeria toma la forma de la época, valores, significantes.
 
Capítulo del seminario “Extimidad”, “El sujeto histérico”: Miller pone el acento que la clave del sujeto histérico no es el sujeto dividido, sino el objeto. Sitúa un caso paradigmático. En este caso no se trata de la histérica clásica que exige la fidelidad. Depresión y angustia: dos rasgos del caso. Lo que deviene repentinamente.
Es importante en el caso, construir la coyuntura con las palabras que se dicen. Miller propone construir la coyuntura del desencadenamiento.
Así como en las psicosis el no poder recurrir al Nombre del Padre, ocasiona el desencadenamiento, en la histeria, el lugar del Un Padre lo viene a ocupar la función de la Otra Mujer, esto es lo que produce el desencadenamiento.
Esa rival, de “puro sexo” nombrada así por el marido.
Esta paciente en análisis relata que una hermana suya había sido considerada sin sexo. La hermana había sido ofrecida al cuidado de monjas.
Aquí no es la Otra mujer sin referencia al pasado.
La frase del marido, va a tener que ver con el valor fálico.
Esta mujer, cuando realizaba el amor, mantenía un rasgo clásico de la histeria: 
 
18) la autodivisión: sólo puede hacer el amor de modo satisfactorio si se piensa como Otra mujer.
 
19) La función de la Otra tiene diferentes versiones: la de la Otra y también la que forma parte del fantasma. Hay una versión del fantasma y una versión de la que se encuentra en la coyuntura dramática.
 
“sexo puro” ¿qué estatuto tiene ese término? Valor fálico (erótico) Sale de la boca del marido, indica un valor.
 
El momento del desencadenamiento es el momento del desalojamiento, es sacada del lugar que tenía para él.
 
Cuando está en el lugar y circula: tiene valor fálico para el otro. Se trata de una paradoja: el sujeto histérico es el sujeto por excelencia pero la verdad del sujeto histérico es su propio estatuto como objeto.
Ella es desalojada porque deja de tener valor como objeto, ya no tiene el valor erótico para el hombre.
Este es el gran misterio de la histeria.
Por eso el misterio de la feminidad toma en la histeria el valor erótico del objeto.
 
Referencias bibliográficas:
 
-Seminario XVI, Lacan
 
-Extimidad, Miller
 
-*François Jacob
 
Jacob nació el 17 de junio de 1920 en Nancy, Francia, fue médico y genetista celular y se educó en el Liceo Carnot en París. Sus estudios fueron interrumpidos por la segunda guerra mundial y la caída de Francia, de tal modo, que se tuvo que trasladar a Inglaterra donde se unió a las fuerzas de liberación de su país.
 
 
 
Sirvió como médico en varias batallas en el norte de África, sufrió heridas en Tunez y en Normandía en 1944. Las secuelas de estas heridas lo obligaron a abandonar sus planes de ser cirujano, pero terminó sus estudios médicos después de la guerra.
 
 
 
En 1947 presentó su tesis sobre la tirotricina, un antibiótico que había sido aislado por René Dubos. Como ya no quería practicar la medicina, Jacob trabajó para el Centro Nacional de Penicilina, pero se aburrió y al no quedar satisfecho, volvió a la investigación en biología y después de mucho insistir ingresó en el Instituto Pasteur. Allí se inició como ayudante de investigador en 1950. Para 1960 ya era el jefe del Departamento de Genética Celular del Instituto Pasteur y, desde 1964, ocupó la Jefatura de Genética Celular en el Colegio de Francia.
 
 
 
Bajo la dirección de André Lwoff, el primer proyecto de Jacob fue explorar varios aspectos de Pseudomonas, una bacteria bastante especial, es una bacteria lisogénic. Jacob estudió varios factores, como la irradiación por luz ultravioleta, la cual "induce al profago" a la producción de partículas de virus, es decir, que esa cepa bacteriana tenía el virus presente pero "dormido". Este tópico, junto con un análisis de la inmunidad genética, o condiciones que favorecen el silencio del virus, fue el objetivo de su tesis doctoral, obtuvo el grado de doctor en mayo de 1954.
 
 
Entre 1954 y 1958, Jacob colaboró con Elie Wollman y juntos establecieron una teoría de la "sexualidad en bacterias". Previamente se había pensado que las bacterias se reproducían por simples divisiones celulares sin la adición de material genético de otros organismos de la misma especie; sin embargo, fueron capaces de demostrar que las bacterias, en realidad, intercambian material genético entre células individuales en un proceso llamado conjugación, en el cual la bacteria macho introduce una banda tipo espagueti de cromosoma dentro de la bacteria hembra. Agitando mecánicamente a las bacterias en varios tiempos durante la conjugación, proceso que Jacob llamó "una especie de coitus interruptus", Wollman y Jacob descubrieron que los genes entran a la célula en un orden específico y que su posición en los cromosomas puede ser mapeado. Le dieron el nombre de episoma al material genético añadido.
 
 
Jacob observó, además, que aunque las bacterias de la misma especie pueden pasar sus genes en forma desordenada, el orden de los genes sigue la misma secuencia. Concluyó que el cromosoma bacteriano era circular.
 
 
Cuando Jacob llegó al Instituto Pasteur, Monod había estado ahí por cinco años trabajando sobre enzimas y Lwoff ya había descubierto el método de la luz ultravioleta para la inducción del profago en bacterias lisogénicas.
 
 
Jacob dejó un relato sobre cómo los laboratorios de estos científicos estaban localizados en extremos opuestos en el mismo corredor y cómo su propio laboratorio, localizado entre los dos, era el sitio del té de las cuatro de la tarde. Él usaba esta analogía del plan del piso para describir sus contribuciones a sus aparentemente diferentes trabajos como una rápida visión, en 1958, que en sus situaciones disparadas ambos trabajaban sobre manifestaciones de los mismos mecanismos genéticos. Jacob se dio cuenta de que cada fenómeno, la inducción del profago de Lwoff y la estimulación de la producción de la enzima por Monod, eran ambos el resultado de la expresión de un gene por la eliminación de un represor.
 
 
Esa perspectiva lo condujo a la elegante teoría del operón del control genético y del ARNm. En esencia esta teoría sostiene que la elaboración de una enzima o proteína es "encendida" cuando una sustancia represora es eliminada de un sitio que controla el operador; por lo tanto se dispara, la transcripción de la clave del ADN en ARN, que usa el mensaje para construir la proteína. Cinco años más tarde compartió el Premio Nobel por este trabajo.
 
 
Durante varios años, desde que inició su colaboración con Monod, Jacob ha publicado otros importantes estudios en los campos de la genética, biología celular, virología y oncología. Se ha dicho que estuvo "profundamente desilusionado" por la falla del grupo Pasteur al aislar la proteína represora e identificar al operador como ADN; estos logros fueron realizados por científicos de Harvard, B. Müller-Hill y W. Gilbert entre 1966 y 1967.
 
 
Sin embargo, junto con Sydney Brenner, Jacob continúo trabajando en genética, sobre todo en el control de la división celular. En 1963 desarrollaron la hipótesis del replicón para explicar el control de la replicación del ADN en las bacterias. En una serie de artículos publicados entre 1968 y 1971, Jacob e Hirota y otros científicos, describieron la división celular de la Escherichia coli con atención especial a las alteraciones de las proteínas de la membrana y la producción de bacterias sin ADN. Mucho de su trabajo realizado desde 1970 se ha basado en técnicas de cultivo de células de mamíferos, en los cuales ha hecho contribuciones importantes. Las células derivadas del embrión de ratón y del teratocarcinoma murino (cáncer), pueden ser usadas como modelos para la exploración de los problemas fundamentales. Jacob aplicó estos medios del cual la progenie de las células tiene varias funciones potenciales y se especializan solamente en funciones específicas.
 
 
Jacob ha dejado escrita una historia de la herencia lúcida y epistemológica, que avanza de estructuras visibles a través de los cromosomas hasta las moléculas. Las conferencias "Jessie and John Danz" que dictó en Seattle, revelan su interés en la filosofía de la ciencia, específicamente en la teoría de la evolución y de sus limitaciones como ciencia, más allá de lo que se usa como un mito. También ha descrito el proceso de la evolución como un "manoseo" que "no se ajusta a ningún proyecto especial". Por medio de reacomodos de sistemas existentes, la evolución procede como una serie de pequeños cambios que pueden afectar profundamente la forma, la función y la conducta del organismo para producir nuevos objetos de mayor complejidad.
 
 
Monod describió a Jacob, en algun ocasión, como más "intuitivo" y "visual" que él mismo, pero Jacob también había sido más reservado y privado con ocasionales y tranquilas incursiones dentro de la esfera de la responsabilidad social.
 

Print Friendly

Deja un comentario