Seminarios Martes EOL

Reseña XI. Seminario EOL 2015. Carlos Dante García

Publicado en Lectura Lacaniana: 28 junio, 2015

Interpretación

Alusión

Cita

Ultimísimo Lacan

Puntuación

 

Enigma

 

Corte

 

Decir

Decir que no

Decir

Resonancia

 

Equivoco

 

Homofónico

Gramatical

Lógico


En la clase pasada, Carlos García formuló una enigmática formulación de Miller, “del lado del analizante no se trata de asociar libremente, sino que se trata de poesía”.
García recuerda que años atrás dio un seminario basado en un seminario no traducido aún de Miller, titulado Efectos de poesía o un esfuerzo de poesía, del año 2002-2003.
Este seminario, es muy importante, porque toca de lleno a la poesía en dos sentidos:
1)    En la época  moderna el psicoanálisis es uno de los pocos espacios que sostiene en su práctica, algo común con el hacer poesía, que es una actividad sin un fin útil, el análisis, la interpretación no tiene utilidad.
2)    La posición política de Lacan tiene que ver con la posición política del psicoanálisis, es la de estar en contra y desconfiar de todo aquello que sea para.
El hacer algo para, sostiene la identificación, ahí se desliza la dimensión de la utilidad. El para se acerca a la obtención de la utilidad.
¿Cómo hacer caer el para en una 1° sesión? Vengo para tener pareja, vengo para cambiar de trabajo, vengo para terminar mis estudios, …etc.
El análisis se separa y se distancia del para.
El seminario aún no publicado, toca la temática de la interpretación y de la poesía.
La interpretación va cambiando para acercarse a algo real, comienza con la puntuación y el corte.
No es lo mismo la resonancia semántica de la oración, de la resonancia libidinal, pulsional o de goce.
En principio, el término resonancia, es utilizado por Lacan por el valor que toma la palabra en la experiencia del análisis a diferencia de otros contextos.
La función de la palabra, tanto en una neurosis como en una psicosis, no es la de informar, tampoco está al servicio de la realidad, o de explicar, sino que tiene la función de evocar, representar.
La palabra al servicio de informar, no nos conduce al inconsciente.
¿Cómo formula Miller la interpretación en el seminario Efectos de poesía?
La interpretación tiene que transmitir, ser un vacío. La interpretación no es el contenido, ni el enunciado, sino que la interpretación es una manera de decir. Una manera de decir caracterizada por su gratuidad, su esencia lúdica, que supone traer del lenguaje los juegos posibles de la lengua.
Se trata de un juego con la lengua, no se trata del lenguaje; elucubración, significado, sentido, explicación. Pasar del lenguaje a los usos posibles de la lengua, y la característica es la gratuidad, el juego.
El modelo de la interpretación, es el chiste, este genera pérdida de objeto y satisfacción al mismo tiempo.
Edgar Allan Poe, expone la idea de utilidad directa, que la poesía sea útil, retomando a Baudelaire, la poesía no tiene utilidad pero es útil, es algo que viene como beneficio agregado.
Lo que Freud descubre, y lo plantea en Estudios sobre la histeria, discutiendo con las histéricas, que él tenía la idea de que para solucionar los síntomas, había que hablar de los síntomas, método de la mano en la frente, presionando para que las pacientes se centren en las escenas traumáticas  y la discusión surge cuando las histéricas dicen: “déjeme hablar”, el hablar de otra cosa producía la mejora del síntoma.
Miller se pregunta: ¿Cuál es el problema con el deseo? El deseo no es democrático. El sujeto histérico siempre manifiesta un deseo de rebeldía ante la imposición del amo.
Surgen dos preguntas del auditorio:
1)    Qué relación hay entre la dimensión de poesía y el inconsciente?
2)    Si el sujeto asocia vía hacer poesía, que se interpretaría?
La interpretación que hace Miller de los tiempos modernos, es que cuando se habla, se habla para obtener un fin útil.
Ubica al análisis y a la poesía como un fin sin valor agregado.
La asociación libre es lo que cura, no es hablar intencionalmente de lo que ocurre, sino es ser hablado por los significantes.
En otro momento Lacan dirá que el analizante es poeta. Ojala que la interpretación pudiera estar a la altura del inconsciente, a la altura de la lengua.
¿La interpretación agrega algo a los dichos del paciente? Siempre agrega algo, designa algo sin nombrar, hace escuchar algo sin hacerlo, pasar al dicho.
La alusión así planteada es que no tiene ningún contenido, señala algo sin decirlo. La interpretación no es contenido. El rasgo de la interpretación es que no dice nada, es un modo de decir.
Si la interpretación es un enunciado estamos tapando, frenando al inconsciente.
El agregado implica el vaciamiento de los enunciados, apunta al intervalo, no dice que.
El corte separa un S1 de un S2.
La puntuación pone entre comillas, no va al intervalo.
La cita extrae algo.
La interpretación tiene algo de anoréxico, es una intrusión de los dichos del paciente.
La histérica responde a la intromisión con rebeldía.
El obsesivo responde con una fortaleza, construye una fortaleza yoica.
La interpretación:
-no dice nada
-tiene efectos
-es una intrusión
-son enunciaciones que no hacen existir al A.
Lacan se opone a la idea del analista silencioso, el analista debe decirle algo al paciente, con la particularidad de que debe decirle nada, sin contenido. La intervención no se dirige al yo, no agrega nada.

Print Friendly

Deja un comentario