Seminarios Martes EOL

Reseña VII. Seminario EOL. Carlos Dante García.

Publicado en Lectura Lacaniana: 5 junio, 2014

                                       Martes 27 de Mayo 2014

 

Tema:Prejuicios de los psicoanalistas y prejuicios de la problemática del goce en el mundo actual.

 

Teoría Queer: Cuestiona al psicoanálisis en su posición falo céntrica. Se basan en la idea que la identidad sexual se hace a partir de un modo de goce, de lo que que llaman prácticas sexuales. No están de acuerdo con ningún movimiento de masa de reivindicación de la sexualidad

Adicción: Es una práctica de goce. Goce de la sustancia.

En la teoría Queer: el nombre de su goce está dado por la  práctica que realizan. Cuestionan toda idea de pertenecer a una clase; a una clasificación.

Coincidencia con Lacan :Al cuestionar que el psicoanálisis centró su teoría sexual en el falo. Lacan cuestiona esto también en el seminario Aun: hombre y mujer se definen según su modo de goce.

La diferencia es que la filosofía Queer se basa en la práctica de goce y NO como gozan en el inconsciente.

Para el psicoanálisis lo importante no es el nombre con que se presenta un sujeto: Soy adicto, Soy homosexual…, lo importante es como se ubican o no  en relación al inconsciente.

 

Prejuicios (En Sutilezas Analíticas; Miller, Pág.: 112-113. Cap.: Tres modalidades del análisis)

La practica analítica consiste en la suspensión de tres juicios:

1-  Juicio Moral: La regla analítica no es medir la culpabilidad ni la dimensión moral de alguien, la regla es confiar en todo lo que se pase a aquel que hable  por la cabeza.  Einfall: Lo que cae, todo lo que cae en la ocurrencia: lo incoherente, lo irracional.

Pag.112: “No hay juicio, ni final ni primero. No hay juicio en absoluto. Y esto es más o menos cierto… Como sea, es lo que implica la lógica del asunto”. La lógica de lo que es la experiencia analítica: La asociación libre.

Diferenciar lo que es la lógica del asunto a como esto se encarna en la realidad.

 

2-  Juicio Pragmático: Juicio de como se debe hacer un análisis.

 

3-  Juicio epistémico: El riesgo del juicio epistémico es preguntar a partir de lo que ya sabemos. Si no se suspende ese juicio no vamos a poder escuchar la particularidad del goce o las particularidades de algunas prácticas sexuales, vamos a tender a incluirlo en una clasificación, una generalización. El ejemplo de suspensión del juicio epistémico es la intervención  de Lacan en la presentación de enfermos del caso Marrana.

 

 A partir de la doctrina de la enseñanza de Lacan, tenemos  3 formas de elecciones respecto de la sexualidad:

1-     Elección de objeto en Freud: Es la elección del sexo de los objetos sexuales de un sujeto. Si dice “soy homosexual”, nos dice el objeto sexual que eligió, no nos dice nada de su posición como sujeto. Es una elección en la apariencia.

2-     Elección bajo la causa del deseo: Lo que causa el deseo, diferente en cada sujeto. Condición fetichista de los hombres: Elegir a una mujer por el brillo que tiene en la nariz, acá seria una elección supuesta heterosexual, pero lo elegido es un brillo, lo que causa el deseo es ese brillo no ella.

3-     La elección de la sexuación: En Lacan la diferencia sexual es según el modo de goce:Fálico/ Mas allá del falo.

Si la condición de goce es fálico= condición macho, sea hombre o mujer. El goce es por el ser hablante, no por las personas.

Del otro lado de lo fálico: Otro goce, goce femenino, pasa por lo fálico pero  no se queda con lo fálico.

 

¿Cómo situar lo que plantea la filosofía, la teoría Queer?  Ellos desarrollan una verdad por el mundo;  la verdad de que el goce no es universal. Lacan también dijo esto en 1972, lo que los psicoanalistas decimos: No hay un goce universal. No hay un modo de gozar único, cada uno tiene su modo de gozar.

 

Prejuicios sobre la responsabilidad: Tocan los 3 prejuicios anteriores.

El psicoanálisis extiende la responsabilidad de un sujeto al inconsciente. La responsabilidad NO es yoica, en el psicoanálisis la responsabilidad es como alguien subjetiva, responde a lo que le viene de su inconsciente. Referencia: Freud: “Responsabilidad moral por el contenido de los sueños”

Miller en la presentación del libro de Carlos Dante García: “A quien mata el asesino” intervino con el título: “Nada es más humano que el crimen”

Forma parte de lo humano lo que yo no reconozco que soy, con lo que yo no me identifico y a parece en los sueños. Es lo que me hace humano.

Otro prejuicio: ¿Cómo nos ubicamos como analistas respecto de la responsabilidad, qué entendemos por responsabilidad? ¿Cómo operamos en la práctica con eso?: Operamos extendiendo la responsabilidad a lo que retorna del inconsciente bajo la forma de lo reprimido.

Responsabilidad: Como me relaciono con lo que no reconozco, no admito como mío. Como se relaciona con lo imprevisto, con lo que no estaba calculado, con la falta.

La práctica del psicoanálisis se organiza alrededor de una regularidad pero para privilegiar la incoherencia. Localiza la responsabilidad en la incoherencia: “no es mi madre”.

Formas de la incoherencia: Yo no fui, no me di cuenta, yo no lo sé, no tengo nada que ver.  Ahí está la responsabilidad, en cómo alguien se relaciona con eso.  La incoherencia mayor es el síntoma.

No basta con que alguien reconozca algo, la culpa es la forma neurótica de asumir la responsabilidad pero esa no es la responsabilidad. Hay que recortar la responsabilidad yoica de la responsabilidad del sujeto.

Ejemplo de responsabilidad en el análisis del sujeto: Paciente llega tarde, pide disculpas, cuando entra al consultorio dice “me quedé pensando en que es esto, de que me quedo dormida, me pasa en muchos lados…con dormida me acorde…” Toma eso y se pone a trabajar analíticamente. Pasa a hacer algo con eso, ¿qué?

En Sutilezas analíticas, “Tres modalidades del análisis”: La responsabilidad es pasar lo amorfo a que tenga una forma. Darle forma con las palabras a algo que en su vida se presentaba como amorfo. ¿Qué es lo amorfo? Es algo que no tiene una construcción significante, que no tiene términos para contener eso: Quedarse dormido, es un padecimiento que no tiene forma.

Poner en palabras es comenzar a darle forma.

 

 

 

Print Friendly

Deja un comentario