Seminarios Martes EOL

Reseña V. Seminario Carlos Dante García. EOL

Publicado en Lectura Lacaniana: 12 mayo, 2013

Tema próxima clase: “Las estructuras de la sexuación: fundamentos de los nudos”
 

Continuando con el tema Ligazones freudianas- nudos lacanianos”, Carlos Dante García anuncia que próximamente en la página web: www.lecturalacaniana.com.ar,   se incluirán películas significativas para el Seminario. (1)


La semana pasada habló de la estructura subjetiva del hombre, hoy será de la estructura subjetiva de la mujer.


Toma el texto de Lacan Decolaje o despegue de la escuela, texto de 1980,    para situar la estructura subjetiva de la mujer.


Cuando Lacan disuelve la escuela, Dice: “se me imputa pensar que son hombres”, pensar que algunas mujeres son histéricas y al ser histéricas son hombres, y son hombres por ser histéricas, no por ser mujeres. El goce fálico no las acerca a los hombres, más bien las aleja.


1)    El goce fálico no las acerca a los hombres, más bien las aleja, ya que este goce es obstáculo a lo que las empareja con el sexuado de la otra especie.

2)    Prevengo esta vez el malentendido, subrayando que esto no significa que no puedan tener, con uno solo, elegido por ellas, la satisfacción verdadera – fálica. Satisfacción que se sitúa con su vientre. Pero como una respuesta a la palabra del hombre.

Para eso es preciso que acierte. Que acierte con el hombre que le hable según su fantasma fundamental, el de ella.

De este fantasma extrae efecto de amor a veces, de deseo siempre. No ocurre tan a menudo. Y, cuando ocurre, no por ello es relación, escrita, o sea ratificada en lo real.

Miller (2) nos dice: El deseo del macho pasa por el goce, el de la mujer por el amor.
El amor siempre concierne a un objeto que no se tiene, concierne a un menos. Para que haya amor tiene que estar  la condición de castración.


Amor es dar lo que no se tiene,   se apoya en la anulación absoluta del tener por eso apunta al ser más allá del tener.


El amor del hombre está obstaculizado por el tener. El amor es ilimitado, apunta a más allá del tener.


Característica y rasgos que da Miller (3)  del hombre y de la mujer, caracteres de ciertos rasgos de la época.

 

Hombre Mujer
Tener No tener
Prudencia La intrepidez, la jactancia de las pasionarias.
No correr riesgos La desfachatez
Posición subjetiva del propietario  
Proteger lo que se tiene  
Timidez, como manifestación de una protección, no se sabe que puede estar amenzado. Hasta aquí pero no más. El sentido común (4)
Idealismo, héroe, siempre opera con un límite Ilimitado


La mujer exige como partenaire al hombre brújula (5) para saber hacia donde ir.
Antígona, tiene como brújula el cuerpo del hombre muerto.


Todo este recorrido para localizar los modos de gozar masculino vía el síntoma y desde lo femenino vía el estrago, dos formas de gozar distintas.


El estrago y el amor tienen en común el sin límites. Es la manifestación de algo no localizado, estar devastado. (6)


Todo,  y lo contrario de todo,  se puede poner a la cuenta de la mujer (7)


El síntoma en cambio, incluye la dimensión de límite, es un sufrimiento limitado.


La mujer representa al otro absoluto, la dimensión de lo ilimitado, amenaza sobre el síntoma del hombre.


La próxima clase García retomará desde  donde Lacan localiza el comienzo de la subjetividad moderna, el mandato: “debes amar al prójimo como a ti mismo”.


Bibliografía:


1)    Películas:
•    Nora (Joyce)
•    Schreber, en inglés (psicosis)
•    Serafine (desencadenamiento)
•    Afinidades electivas (elecciones amorosas)
•    Los muertos (Joyce)
•    Loca de amor (erotomanía)
•    Es necesario hablar de Kevin
•    Las otras voces (autismo)
•    El lector (analfabetismo y vergüenza)
2)    Miller, J.A, El partener síntoma, pág. 289
3)    Ibíd.pag. 291
4)    Ibíd.pag. 293
5)    Ibíd. pag. 294
6)    Ibíd. pag. 297
7)    Ibíd. pag. 298

 

Print Friendly

Deja un comentario