Salud Mental&Locura

¿Qué leía Lacan en los psiquiatras clásicos? Parte III

Por Carlos Dante García
Publicado en Lectura Lacaniana: 7 octubre, 2013
En esta tercera parte del texto se plantea la elección de Lacan de un tipo particular de alucinación, la alucinación verbal y su relación con Jules Seglás. Este psiquiatra la desarrolló ampliamente y descubrió dos fenómenos fundamentales: la equivocidad de la fuente y el sujeto en la alucinación verbal motriz. “La alucinación cuestiona la relación del sujeto con su propia palabra. Que el sujeto es equívoco respecto de la palabra, lo que lo va a llevar a Lacan a enunciar que en la palabra humana, el emisor es siempre al mismo tiempo el receptor”, dice Carlos Dante García
 
Lacan aprende a leer con los psiquiatras: 1- El elemento no comprensible, anideico 2- Que el sujeto es equívoco y 3-La relación del sujeto con el fenómeno psicótico. Estas simples observaciones, están presentes en indicaciones que deja caer Lacan, necesarias para entrevistar a los pacientes psicóticos, y desarrolladas en este texto.
 
“Los psiquiatras clásicos le enseñan a Lacan que lo que se llaman hechos subjetivos están hechos de no sentidos”, concluye el texto.
 
 Patricia Pena

 

Cuando Lacan elige un tipo particular de alucinación, que es la alucinación verbal, ampliamente desarrollada por Jules Seglas, se cree que en la elección se juega una posición previamente tomada a partir de su teoría del significante, con las particularidades y propiedades de toda cadena significante. Hay en la fenomenología de las alucinaciones una gran variedad. Las alucinaciones verbales consideradas auditivas; las alucinaciones psíquicas; las alucinaciones sensoriales. Seglás descubre dos fenómenos fundamentales: Hay alucinaciones en los que él mismo realiza la vocalización con su aparato fonatorio. Hay alucinaciones en la que el paciente siente que el lenguaje viene de la cabeza, del pecho, de la oreja. No es clara la localización. Porque no puede ser situada en el cuerpo y porque no es evidente la participación del sujeto en el fenómeno. En todo caso, lo que descubre es que la alucinación no tiene su fuente en el exterior. La particularidad de la alucinación verbal motriz es que es equívoca la fuente y el sujeto. ¿Quién es el que escucha la emisión vocal? ¿Quién la profiere? Seglás muestra que la alucinación no es una percepción sin objeto, que la alucinación cuestiona la relación del sujeto con su propia palabra. Que el sujeto es equívoco respecto de la palabra, lo que lo va a llevar a Lacan a enunciar que en la palabra humana, el emisor es siempre al mismo tiempo el receptor. Esto es también lo que lo lleva a considerar que en el famoso “caso marrana” la paciente no sólo escucha sino que profiere algo antes de escuchar, que emite una frase antes de escuchar lo que se llamó una voz. La consecuencia de todo esto es que la posición subjetiva no es única y que por lo tanto es equívoca. Lo significativo es el problema de la atribución subjetiva y de la fuente del fenómeno psicótico.

De ésta breve mención se puede apreciar que lo que Lacan aprende a leer con los psiquiatras clásicos es: el elemento no comprensible, el elemento a semántico, el elemento anideico. Un elemento vaciado de sentido, un elemento que se va a definir como un significante que en cuanto tal no significa nada, esencial para la orientación de las intervenciones analíticas para el tratamiento de las psicosis.

El otro elemento es que el sujeto es equívoco, y que por lo tanto en el diálogo analítico con el llamado paciente psicótico es algo fundamental a tener en cuenta.

Finalmente la relación del sujeto con el fenómeno psicótico. En el fenómeno mismo hay algo enigmático, no comprensible, desde su inicio. Incluye esto todo lo que implica el concernir (jemand sheint zu wissen von ihm).

Estas simples observaciones nos conducen necesariamente a algunos principios para entrevistar a pacientes psicóticos que están en las indicaciones que deja caer Lacan:

Una posición aunque sea enterada de las diversas posiciones subjetivas del enfermo.

La consecuencia de ello es no forzar posiciones mediante la reducción en el diálogo a un proceso mórbido.

La consecuencia de ellos es reforzar las dificultades con una reticencia provocada en el sujeto; reticencia que hay que distinguir de la que no es provocada.

La provocación de la reticencia se produce por querer penetrar una posición subjetiva que está acompañada con una teoría causal errónea (en la paciente del “caso marrana” por la proyección de un prejuicio sexual; en la alucinación el que proviene de un objeto; en la alucinación que el sujeto está en la misma posición en todo momento o que es un sujeto unitario; en la evolución de una psicosis, que se comprendió todo de entrada, etc.).

Se trata entonces que el psicoanalista no interpone una teoría causal ni interpone un saber erróneo, colocándose del lado del clínico que sabe.

Los psiquiatras clásicos le enseñan a Lacan que las condiciones de sentido para que un hecho sea un hecho clínico se basa en que el sentido se impone como no sentido. Se trata de extraer los no sentidos decisivos. Los hechos subjetivos, lo que se llaman hechos subjetivos están hechos de no sentidos.

Bibliografía:

Lacan Jaques: Seminario 3, “Las psicosis” ( Paidós)
Lacan J: “De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de las psicosis”. Escritos I. Paidós.
Lacan J, “EL atolondradicho”, Otros escritos, Paidós, 2012.
Lacan, J: “Presentación de las Memorias de un neurópata”, Otros escritos, Paidós
Lacan, J: “De las psicosis paranoica es sus relaciones con la realidad” (1932), Siglo XXI. 1976
Lacan, J: Seminario “Problemas cruciales para el psicoanálisis” Inédito.1965
Lacan, J: “Aportes del psicoanálisis a la Semiología Psiquiátrica”, exposición en el Servicio de Daumezon, 1970 Inédito.
Miller, Jaques Alan: “La psicosis en el texto” en La psicosis en el texto. Editorial Paidós.
Seglás Jules: “Los trastornos del lenguaje en los alienados”, texto traducido de Les troubles du lenguaje chez les aliénés. Ruef. París.1892
Laségue, CH. y Falret J: “La locura de dos o la locura de comunicación”, traducido de Revista Médica Psiquiátrica Volumen 18, ( 1877)
Westertep, M: “Proceso y desarrollo en diversos tipos de paranoia” Traducido de la Revista de Neurología y Psiquiatría alemana, Volumen 91. (1923)
Varios: Marie- Pierre de Cossé Brissa, Roland Dumas, y otros: “A propósito de las presentaciones clínicas de Jacques Lacan”, de F, Leguin. ¿Conoce usted a Lacan? Paidós, Campo Freudiano 2, 1995

Print Friendly

Deja un comentario