Blog Arrobitis

Lectura Lacaniana. Películas. Mary and Max

Por Homero Arnold
Publicado en Lectura Lacaniana: 14 agosto, 2013

“Darloaquienoloes…”

Según mi lectura, la película nos muestra de una manera bellísima, cómo una relación con un otro, entendiendo este último término como alguien diferente a mí mismo,  es una relación de palabras. Como dos discursos se chocan, se entrecruzan, hacen contacto, se pierden, van paralelos, fluyen.

Cada carta va produciendo efectos de goce. En Mary produce una satisfacción, pero en su amigo lo que genera a veces es desregulación, desequilibrio, goce. Son las palabras escritas las que produce estos efectos en cada uno de los protagonistas.

Es muy particular como cada intercambio, siempre va acompañado de diferentes objetos, de obsequios. Para que una relación sea es necesario dar algo… chocolates, imágenes, objetos preciados. Palabras…

En cada uno la “amistad” cumple una función diferente.
En Mary es un otro que la escucha, que le supone un saber, que le brinda un lugar diferente al de los padres. Con el tiempo esto se trasforma, se histeriza, es decir, lo que ella intenta es arreglar lo que está mal en él.  Max reacciona muy enojado por esto, no la perdona y saca forclusivamente la letra M de su “máquina de escribir”…

Es interesante como él no reniega de su condición de Asperger, es más lo comienza a subjetivar diciendo que él es Aspie y no le gusta lo que su médico le dice sobre su síndrome, con relación a la posibilidad que en algún momento la ciencia logre su curación, de lo único que reniega, es de no poder llorar en los momentos adecuados (Mary lo que hace es regalarle sus lagrima para ayudarlo con su dificultad).

En cada uno, la elección de la amistad opera produciendo un movimiento subjetivo, libidinal particular.

Max va creando y construyendo diferentes formas y maneras de que las palabras escritas de su amiga no lo desequilibren de su homeostasis, es cuando él, la perdona y le ofrece sus muñecos más preciados, después de la comida por supuesto. Creo, que es a partir de este punto, que puede ubicarla como partener y no como alguien que le produce una invasión de Goce.

Mary, en cambio lo que la desequilibra, es la pérdida del amor, de su marido, de su amigo, a tal punto de querer suicidarse estando embarazada. Una vez que recibe el don de la amistad. A Mary esto le da poder para enfrentar la existencia.

La última escena muestra tragibellamente que el amor es

Dar lo que no se tiene a alguien que no lo es…

Pero darlo, no es lo mismo que no hacerlo…

 

Print Friendly

Deja un comentario