Blog Arrobitis

Lectura Lacaniana-Películas. Embriagado de Amor

Por Homero Arnold
Publicado en Lectura Lacaniana: 1 diciembre, 2013

Película: “Embriagado de Amor”

 

Embriagado: es un estado en exceso, que  implica la pérdida del equilibrio y la homeostasis…
Amor: según la definición de Lacan es: “es dar lo que no se tiene a alguien que no lo es”.
La película, desde mi lectura, da cuenta del modo en que el protagonista es tomado por  un exceso, un desborde, algo que no puede domarse o dominarse (en este aspecto estaría en la dimensión del goce) y “un amor” que admite una significación y una función diferente a la que creemos compartir la mayoría de la personas; tanto para Barry, como para Lena, su novia, ambos están atravesados por estos términos.

¿Qué puede suceder cuando alguien no puede dar esa nada, condición necesaria para el amor, desde la definición lacaniana?

Barry (Adam Sandler), intenta realizar un movimiento hacia la mujer encontrando una serie de obstáculos subjetivos, que se le imponen, lo defino como determinadas conductas y situaciones que están por fuera de la palabra, fuera de lo simbólico, que obliga al protagonista a crear y construir un particular camino hacia esa mujer. A mi entender él no cuenta con un recurso (fantasma) que le permita tener la potencia suficiente para abordarla.

La  unión amorosa con Lena, paradójicamente tiene un efecto “desembriagado” en su subjetividad.
Algunos detalles:

El ritmo, la estética y la música de la película, estos elementos hacen de esta obra,  un collage particular, que nos invita,  a experimentar en cierto modo, la montaña rusa subjetiva de Barry.

Ya desde el  comienzo ocurren una sucesión de dos eventos extraños casi al mismo tiempo:

1. Un accidente de tránsito en la puerta del taller y al mismo tiempo una camioneta que deja un armonio descompuesto,  en la calle donde él tiene su negocio.
2. Luego aparece una mujer, que le pide algo y él reacción de manera extraña, con miedo, frente a la presencia de ella.

El director, deja entrever una relación, entre el Armonio (piano), que luego “va intentar aprender a tocar”, con la mujer.

Me parece importante precisar cómo esta nombrado y ubicado en el discurso familiar.

La escena del cumpleaños, es clave para entender el lugar de objeto que tiene y como siente las demandas de las 7 hermanas.
Barry le dice a su cuñado luego de romper los vidrios de la ventana, por un comentario de las hermanas de un recuerdo infantil (cuando era niño, había lanzado un martillo hacia los vidrios de la ventana de la casa de los padres, porque las hermanas le decían que era mariquita):

-Te pido disculpas no quise hacer lo que hice.

-“A veces no me gusto a mí mismo. No sé si tengo un problema porque no sé cómo es otra gente. A veces lloro mucho, por ningún motivo.
Insiste la palabra “no se” por qué hago esto. Aquí aparece la dimensión de división del sujeto, pidiéndole ayuda a su cuñado.

El camino hacia la mujer:

El protagonista hace un llamado a una línea Hot, desea hablar con una mujer…

En el dialogo que tiene con la mujer Hot, Barry decide nombrarse de otro modo para abordarla telefónicamente, y  un detalle no menor es que en el intercambio no está puesto lo sexual en juego, es decir, es un intento fallido de resolución del movimiento hacia una mujer, este montaje en la realidad, considero que tiene las coordenadas de un acting out.

En la primera cita con Lena, ella hace un comentario, dice que la hermana le había contado la historia del recuerdo infantil (que le provocó una reacción violenta en la escena del cumpleaños familiar), la significación que le da Lena es de un cuento gracioso,  en cambio él no lo tolera, se dirige al “baño” (lugar donde van los desecho) del restaurant y lo destruye.

El cambio subjetivo.

Es a partir del viaje y del encuentro con Lena en Hawái, que comienzo a leer un cambio en su subjetividad, por ejemplo:

• cuando el auto de los delincuentes, lo chocan a él estando con Lena, y Barry enfrenta a los delincuentes con otra actitud.

• Cuando fue a ver al dueño de la línea Hot, que lo estaba amenazando. Y le dice:

“Tengo tanta fuerza en mí que no te imaginas… ¡Tengo un Amor en mi vida! Me hace más fuerte de lo que te puedes imaginar.

Es decir, aparece un valor fálico que le da potencia, para enfrentar lo que lo amenaza, lo que lo desborda…

En este sentido la película debería llamarse “Desembriagado por el Amor…”

 

http://54321cine.blogspot.com.ar/2013/12/embriagado-de-amor.html

 

 

Print Friendly

Deja un comentario