Ficciones Clínicas

La presentación de casos, hoy. Parte III

Publicado en Lectura Lacaniana: 2 enero, 2015

En esta oportunidad, acercamos el texto de  Daniel Cena,  psicoanalista en Barcelona, miembro de la ELP y de la AMP.

Para Cena la presentación de casos implica la transmisión de una enseñanza, se trata de un hacer pasar lo fundamental de lo aprendido por el analista en la dirección de la cura a una audiencia comprometida.

Se transmite la verificación de la transferencia, de la puesta en acto del inconsciente. Dirá que esto solo es posible si el yo del analista no hace de pantalla a la comunicación del inconsciente.

A diferencia de las psicoterapias, el psicoanálisis es una práctica subordinada por la vocación a lo más particular del sujeto.

Angela Vitale

Hablar de la presentación de casos, hoy no debe hacemos olvidar la perspectiva histórica y la importancia que tiene dicha práctica en la formación de los psicoanalistas.
Los conceptos fundamentales se han forjado a partir de la clínica y de su transmisión: inconsciente, transferencia, pulsión, repetición, etc.
Los cinco casos clínicos escritos por Freud son un ejemplo paradigmático de cómo un caso puede transmitir una enseñanza fundamental.
Jacques Lacan volvió en innumerables ocasiones a los mismos para transmitir a los analistas lo que Dora, Juanito, Schreber, el hombre de los lobos o el hombre de las Ratas enseñaban. No se limitó a los casos clínicos freudianos, también comentó en forma exhaustiva casos clínicos publicados por otros analistas como: M.Balint, E.Kris, Maurice Bouvet, E.Sharp, L.Tower, Annie Reich, Melanie Klein, para sólo mencionar algunos de ellos.
La presentación de casos implica entonces la transmisión de una enseñanza, es desde esta perspectiva que los mismos se construyen. Se trata de hacer pasar lo fundamental de lo aprendido por el analista en la dirección de una cura, a una audiencia comprometida con la formación analítica.
¿Qué es lo que transmite el analista? Es la verificación en la transferencia de la puesta en acto del inconsciente o de momentos cruciales de una cura.
En la presentación de casos se puede transmitir las determinaciones que prueban la existencia del inconsciente.
Esto solo es posible si el practicante se sitúa de modo tal que su yo no haga de pantalla a la comunicación del inconsciente.
La resistencia se produce cuando el examinador opera desde un saber constituido, que fuerza la verdad subjetiva.
El hallazgo clínico tiene un precio: "La sumisión completa, aun cuando sea enterada, a las posiciones propiamente subjetivas del enfermo." (l)
En el tiempo de la proliferación de las psicoterapias, el psicoanalista debe recordar más que nunca esta recomendación de Jacques Lacan.
A diferencia de las psicoterapias, el psicoanálisis es una práctica subordinada por vocación a lo más particular del sujeto, desde este punto de vista podemos contraponerlo a las técnicas clasificadoras de las psicoterapias, que tienden a diluir esa particularidad en una universalización pseudocientífica.
Por el contrario, Jacques Lacan no deja de recordar como para Freud todo el psicoanálisis se ponía en tela de juicio en cada caso. Esta posición muestra al analizado la vía de su formación, que no es otra que la de una docta ignorancia.
Notas:
1. Jacques Lacan, Escritos

Print Friendly

Deja un comentario