Ficciones Clínicas

La presentación de casos, hoy. Parte II

Por Susana Brignoni
Publicado en Lectura Lacaniana: 1 febrero, 2013

Invitada a responder sobre la construcción del caso y el uso que se hace de ella, a partir de su intervención en el Seminario de casos del curso 2004-5, de la Sección Clínica de Barcelona. Su elección de los casos que presenta, está basada, según refiere, en aquellos que le generaron interrogantes y dificultades en el curso de la cura. A partir de una pequeña viñeta, transmite el modo de abordar un síntoma de encopresis desde el psicoanálisis, ubicando la diferencia entre el modo de tratarlo siguiendo los instructivos de los  manuales diagnósticos, que  no permiten la emergencia de lo que llama “el ser del sujeto en la psicosis”;  y la posibilidad de remisión del mismo cuando la orientación está dada por la estructura, y se ubica lo que empuja al síntoma.

 

Hacer una reflexión sobre este tema me ha llevado a revisar la serie de casos presentados por mí en el Seminario del Campo Freudiano de Barcelona y a preguntarme si había algún rasgo común que los identifique.

1. ¿Qué casos elijo para presentar?

Casos que me han generado interrogantes en el devenir de la cura. Casos caracterizados por grandes ruidos a nivel de los fenómenos en los que para no desorientarse hay que hacer un trabajo concienzudo para definir la estructura de la que se trata. Casos que exigen un trabajo de control constante para sostenerlos. En todos ellos se ha tratado de casos de psicosis infantiles.

 

2. ¿Qué se produce en el momento de elegir un caso para presentar?

La elección de un caso implica un primer momento de organización del material alrededor del tema escogido. En este sentido no es lo mismo el caso en curso que el caso redactado. La redacción de un caso implica destacar ciertas problemáticas y permite nombrar, por ejemplo, las maniobras realizadas a lo largo de una cura.

 

3. ¿Qué efectos produce la redacción de un caso?

A. un orden

B. permite estructurar las preguntas

C. hace posible establecer las articulaciones entre teoría y práctica

D. cuestiona la teoría a partir de la práctica

E. cuestiona la práctica a partir de la teoría

4. ¿Por qué la elección hasta ahora ha sido de casos de psicosis?

Creo que en los casos de psicosis se trata de una apuesta del lado del psicoanálisis. Miller en “¿Producir el sujeto?”(1) plantea un anhelo fundamental y es “que exista una clínica psicoanalítica de la psicosis”. Una clínica que permita hacer emerger y creo que en las presentaciones de casos hacer reconocer lo que podemos llamar el “ser del sujeto” en la psicosis. Desenredar al sujeto de la maraña fenoménica que lo precede y que lo conduce habitualmente a intervenciones donde queda velado por esa maraña o bien por cálculos porcentuales de su inteligencia, que muchas veces lo ubican del lado de la debilidad, o por un diagnóstico que toma todo su ser por el síntoma que lo representa es una de las búsquedas fundamentales del psicoanálisis. Haré una referencia al último caso presentado por mí en el Seminario, para concluir. Se trataba de un niño de 5 años que viene con un síntoma de encopresis. De entrada todas las intervenciones habituales en el campo educativo respecto a este síntoma habían fracasado. Durante la cura este niño trae su síntoma a la sesión: por dos veces se caga en la misma. Este traer el síntoma no es del orden de un don sino de una presentificación que permite que él pueda decir algo de lo que está en causa. Puede decir de qué se trata a partir de un desdoblamiento: no es a él al que le pasa sino que se trata de otro niño. Otro niño que escucha una voz que le dice “cágate encima” y otra que le dice que no lo haga. Vemos entonces como ante un síntoma, la encopresis, que aparece en los listados de los manuales diagnósticos, es la estructura la que en realidad nos orienta. Ante la fractura de la función del Otro surgen como en Schreber dos figuras de la alteridad en la voz, una con carácter pacificador, la otra con carácter inquietante, que comandan la operación de defecar en un niño que queda pegado al objeto cuando este cae.

 

Es a partir de que se ubica lo que realmente empuja al síntoma cuando comienza el tiempo de su remisión.

 

Notas:

1. Miller, J.-A, “¿Producir el sujeto?”, en Matemas 1, ed. Manantial, Buenos Aires, 1987.
L’aperiòdic virtual de la Secció Clínica de Barcelona   Presentación del Seminario de casos del curso 2004-05 (SEMINARI DEL CAMP FREUDIÀ / 2004-05). NODVS XII de Febrer de 2005

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario