Ficciones Clínicas

La presentación de casos, hoy. Parte I

Por Miquel Bassols
Publicado en Lectura Lacaniana: 31 diciembre, 2012

Los analistas que presentaron casos clínicos en dicho Seminario, fueron invitados a responder con una breve nota sobre la construcción  de casos y el uso que de ella se hace.

En esta oportunidad, acercamos el texto de  Miquel Bassols, quién partiendo de una hipótesis simple: “Presentar un caso supone ya una construcción”, desarrolla y destaca cómo la clínica psicoanalítica refleja la diversidad de las vías por las cuales enfrentamos el real en juego en cada caso. Extrae de eso una enseñanza, produciendo una transmisión.

 

Partamos de una hipótesis simple pero que sólo podría verificarse uno por uno: presentar un caso supone ya una construcción, por mínima que sea, de los significantes que han representado al sujeto en el lugar del Otro y, de manera especial, los que han marcado su encuentro con el analista.

Construir un caso es situar la nueva ordenación de los elementos de la estructura producida desde este encuentro con el analista. Así, no hay caso sin alguna construcción del sujeto de la experiencia, por endeble que sea. En este sentido, podemos llegar a decir incluso que no hay presentación de caso sin la suposición de un diagnóstico, aunque sea equivocado.

Por otra parte, la presentación de un caso puede tener diversas funciones: la ilustración de un punto de la teoría para confirmarla, una posible objeción a ella, la formulación de una pregunta para investigar un tema inédito, o también la transmisión de una particularidad clínica que puede convertirse en un nuevo paradigma.

Los cinco casos de Freud han cumplido cada una de estas funciones para el propio Freud y para los analistas. En este sentido, su lectura atenta enseña cómo se articulan tres vertientes que nunca coinciden: el tiempo de la experiencia clínica, el proceso de construcción del caso en momentos determinados de esa experiencia y el modo de exposición del caso a partir de un punto de ella, ya sea un punto conclusivo o no. Esta distinción implica que sea muy distinto presentar un caso en curso o presentar un caso ya concluido.

La hipótesis de partida tendrá en cada una de estas funciones distintos resultados, pero siempre deberíamos encontrar la posición del sujeto de la experiencia legible a partir del deseo de quien la expone. El caso Dora podrá leerse entonces como el caso Freud en su relación con la pregunta por la feminidad y por el padre. Y, en general, cada caso podrá leerse como el efecto del deseo de quien lo presenta sobre el sujeto de la experiencia.

Dicho de manera más aforística: la presentación de un caso es lo que puede construirse de la particularidad de cada experiencia en la transferencia.

L’aperiòdic virtual de la Secció Clínica de Barcelona   Presentación del Seminario de casos del curso 2004-05 (SEMINARI DEL CAMP FREUDIÀ / 2004-05). NODVS XII de Febrer de 2005

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario