Entrevistas&Reportajes

Entrevista a Ricardo Coler.III Parte

Publicado en Lectura Lacaniana: 1 mayo, 2013

 

 
 

                           Tercera parte:  "Los efectos del análisis….su escritura"

 
 
 
E: Muchos de tus libros tratan sobre las mujeres….
 
R.C: Si, "Eterna juventud", también estuvo relacionado con dejar de escribir sobre mujeres, porque cuando escribí  sobre el matriarcado, después salió el de "La Diosa", los libros tuvieron mucha prensa, entonces me llamaban siempre para opinar sobre las mujeres, y yo no quiero opinar sobre la mujeres… Risas
 
E: La pregunta  retornaba amplificada…
 
R.C: El asunto es así, evidentemente en el primer libro hay una pregunta sobre la mujer. Yo siempre decía:-“Yo puedo hablar sobre mi experiencia -, aparte opinar sobre las mujeres siempre termina mal, entonces escribí un libro para que me saquen del tema de las mujeres. (Risas). Bueno, pero ahora estoy de vuelta con el tema que tiene que ver con las mujeres.
 
E: ¿En la novela?
 
R.C: No, no, es un libro como el primero, el segundo y el tercero, terminé toda la etapa de investigación que me llevó unos dos años. Es un tema en el cuál el psicoanálisis me podría dar una mano,  es la pregunta sobre lo que le significa a una mujer haber tenido varios hombres en su vida.
 
 
E: Varios hombres en su vida…
 
R.C: Si ,en los últimos ciento cincuenta años las mujeres sólo se casaban con uno, y algo cambió que las mujeres son monógamas múltiples, otras simultáneas, entonces ¿qué significa esa situación? En vez de hablar directamente de eso fui un par de veces a una comunidad donde las mujeres tienen cuatro maridos, en el Himalaya, pasé un tiempo largo. Entonces cuento en el libro que significa para una mujer tener cuatro maridos al mismo tiempo. Porque hay mucha fantasía. Y después me fui a pasar  un mes al África con una comunidad donde un tipo tiene muchas mujeres. Y después terminé en otra comunidad en donde hay muchos matrimonios en grupo.
 
E: ¿Matrimonios en grupo?
 
R.C: Sí, cuatro con cuatro… es fascinante lo que pasa. Y ahí me sirve el psicoanálisis, frente a estas cosas. Ahí en general van los antropólogos y hacen descripciones, pero yo no lo soy ni me interesa serlo. Entonces si vos no vas con una lectura previa a ese lugar, a hacer una pregunta sobre el amor, sobre la familia, sobre sexo, sobre la relación con las otras mujeres, sobre el deseo, no vayas… o vas a escribir un libro que  cuente lo raros que son, eso es lo mismo que ir a un zoológico de gente….
 
E: Ahí el  psicoanálisis, ¿qué te aporta?
 
R.C: Me ayuda a pensar, me permite pararme sobre otro lugar, hacer preguntas e interesarme, no quedarme con el primer discurso que escucho, entender, buscar el  sufrimiento, dónde está  la angustia, dónde está lo más imaginario, cómo se relacionan con el cuerpo, o si hay algo del amor que está el juego, la sexualidad, cuál es la fantasía del hombre, cuál es la fantasía de la mujer, entrevistarlos juntos, entrevistarlos por separado. Es muy interesante. Por ejemplo, el discurso de los hombres no coincide para nada  con el discurso de las mujeres.
 
E: Dos discursos diferentes… organizaciones sociales diferentes….
 
R.C: Viven dos realidades, y sin embargo funcionan. Ahora, vos imagínate una mina que vive con cuatro tipos, vos te la imaginas todo el tiempo borracha, pintarrajeada, se acuesta  con uno un día, al otro día con el otro, tiene hijos con todos, y a la media hora que estás ahí es como que si fuiste a visitar a tu tía, es una casa, una casa con una madre, con sus hijos…
 
E: Pero ese es un prejuicio que tendría esas características: borracha, pintarrajeada.
 
R.C: Totalmente, pero hay otras cuestiones más profundas que no les voy a contar, es tan fuerte lo que nosotros pensamos, las cosas que pensamos cuando no estamos pensando, que hay algunas cuestiones que nosotros mismos creemos. Que en el momento en que vos estás sentado con una mina que tiene cuatro maridos y ella te habla vos no tenés forma de contestarle salvo desde el prejuicio. 
Cambiando de tema, te voy a dar un ejemplo similar, todo el mundo sabe que está el casamiento igualitario, que los homosexuales pueden casarse pero ¿por qué razón un homosexual no puede criar a su hijo como homosexual? Y las razones que inmediatamente vos tenes para dar son las del prejuicio: porque la heterosexualidad es mejor, porque lo sano es lo heterosexualidad, sabes que no puede ser así, sabes que es mejor criarlo como heterosexual y si te sale homosexual está bien será su posición, pero más allá de eso la argumentación, es una argumentación pacata, que es la argumentación de lo que está bien y lo que está mal, de lo que es mejor para el chico.
 
E: Vos decís que el argumento es el de una supuesta normalidad. 
 
R.C: Exactamente! Ahora lo interesante para mí es que ese es un terreno para pensar, para encontrar una razón, para dar una argumentación. Hay número de la revista que se llama “Casi gay”, nosotros decimos que hay un  empuje a la homosexualidad, les da lo mismo una cosa que la otra, que eso nunca es sin consecuencias. 
Hay toda una rama del movimiento gay que dice que no hay que adjudicarle al chico una sexualidad temprana, que el chico elije. ¿Qué podría decir el psicoanálisis?, que el lenguaje está altamente marcado por contenido sexual, y además la mayoría de los idiomas tiene femenino y masculino, nosotros estamos afectados por el significante, no zafamos del significante, cuando llamas a tu hijo le adjudicas un género, si después el pibe elije otra posición sexual, fantástico, pero el lenguaje te condiciona.
 
E: ¿Qué nombre tiene al estilo de escritura de tus libros, son crónicas de viajes?
 
R.C: No, sabes que no tienen un nombre, no son crónicas de viaje, dicen que son realidad literaria.
 
E: Dicen, ¿quiénes?
 
R.C: Sí, la editora, me parecen que los libros tienen una parte narrativa,  una parte que tiene que ver con la reflexión, y tienen algo que ver con contar algo que pasa, no necesariamente en otro lado,  en Eterna Juventud contaba algo que pasaba, que pasa con la ciencia. Entonces tienen que ver con la información, la reflexión y  la narración. Y el hecho de que no se puedan encuadrar tiene ventajas y desventajas. La ventaja es que no son libros como  los demás. En algunos países donde se han publicado no saben donde ponerlos, porque la tendencia a la clasificación es brutal. Entonces eso me ha traído algunos beneficios y algunas contras, pero bueno no lo puedo hacer de otra manera.
Por ejemplo de uno de los libros lo vendí hace ya unos meses los derechos para una película, de Eterna Juventud, Y es muy interesante ver las vueltas que dan para poder hacer el guión. Porque el guión no es igual que el libro, el lenguaje cinematográfico no es el mismo lenguaje. 
Bueno, como les decía, esa narración  toma un destino
 
E: ¿Qué otro tipo de publicación tenés, aparte de los libros y La Mujer de mi vida?
 
R.C: Escribo en diarios y revistas, un montón. El último libro que saqué se llama "Felicidad Obligatoria", es una recopilación, básicamente de los artículos de revistas.
 
E: Y la revista LaMujerdemivida, ¿cómo surgió la idea?
 
R.C: Básicamente cuando regresé a la Argentina. Yo venía de otro lado, me estaba armando una vida nueva, o sea estaba saliendo de esta cosa del trabajo y de la medicina y fue para mí, mi experiencia con el psicoanálisis fue maravillosa.
 
E:-¿Habías empezado a analizarte en esa época?
 
R.C: Estaba terminando de analizarme, justamente la revista está muy relacionada con mi fin del análisis. Tuve una rectificación subjetiva,  dejé de ser un médico que trabajaba en medicina, que protestaba por eso, y que tenía la vida que tenía;  cuando empecé a darme cuenta que lo que quería era escribir y desde hacía mucho tiempo. Es muy difícil conseguir una editorial o participar en una revista.
 
 Ya había tenido una experiencia con Clarín, hacía muchos años, entonces hice todo lo que tenía que hacer para poder publicar, como no encontraba un lugar armé mi propia revista y punto. Y fue una sorpresa para mí, por la acogida maravillosa, no por la revista, sino por la comunidad. La revista se hace toda a pulmón, nadie cobra y hay que sostener la revista 10 años, se ha armado un grupo donde nosotros no tenemos nada que ver uno con el otro, pero es muy fuerte. La verdad que eso fue una sorpresa, una buena sorpresa. Y a mí me sirvió muchísimo el psicoanálisis, no solamente en lo personal sino en los temas. El primer número fue Deseo, así que imaginate.
 
E: ¿Has tenido y tenés participaciones en ámbitos del psicoanálisis?
 
R.C: En la EOL he estado varias veces. Estuve con  Chamorro (Jorge Chamorro, psicoanalista), con Carlos ( Carlos Dante García, psicoanalista, con Germán García ( psicoanalista) en Fundación Descartes. Cuando me llaman voy.
 
E: ¿Te llaman por algún tema en particular?
 
R.C: En general por los libros o algún tema de la revista, o por mi posición con los psicoanalistas, eso es lo menos, porque esas cosas no les gustan, no saco el pie del plato, es mi posición.
 
E: Es toda una posición…
 
R.C: Totalmente, es una posición ideológica. Lo mismo que el tema de los medios, mucha gente  dice que no hay que ir a los medios,  yo estoy en contra, digo que sí hay que ir a los medios, pero no para degradar el lenguaje, hay que buscar una forma de hablar, no hay que dejar ese lugar, mi posición, en ese punto es dar batalla… dar batalla si a uno le interesa el tema.
 
 

Print Friendly

Deja un comentario