Artículos&Libros

El Niño

Por Andrea F. Amendola
Publicado en Lectura Lacaniana: 12 octubre, 2012

Este libro reúne a muchos adultos que trabajan con niños teniendo en el horizonte esa particularidad de cada sujeto como único, padres, profesionales, artistas, creativos, los convocan a su capacidad lúdica a su imaginación, como vía para afrontar los peligros externos y sobre todo los internos: sus propios miedos, los temores vivenciados como exceso o como pérdida, para así entonces” atreverse a elegir”.

Los artículos que lo componen  nos llevan por un recorrido en donde no sólo se plantea una sublevación sobre la idea del niño “normal” sino que Beatriz Uduenio centra su riqueza en la posibilidad de verificar  cómo lo hacemos y las consecuencias de nuestras intervenciones.

De este modo El niño” presenta a los individuos con autismo como únicos e incomparables, se revela ante el avance del discurso de la evaluación que clasifica y compara, destituyendo lo más esencial que humaniza a cada uno. Tal como lo expesara  Jaques-Alain Miller en la clase del Curso “La orientación lacaninana” del 16 de enero del 2008: “Tu, no serás comparado”.

Beatriz Uduenio retoma esta frase de Miller como aquello que orienta esta compilación , allí él propone una sublevación ante el avance de la ciencia que intenta por medio de su discurso homogenizar pretendiendo generar un efecto de “para todos iguales” cuando en realidad más que de equidad se trata de un riesgo en juego, dice al respecto Miller: “Hay una vertiente progresista de la óptica cuantitativa, pero también está la vertiente que llamamos reduccionista, porque prevalece a condición de desdeñar, de borrar las diferencias”.

Este libro nos permite plantear la posibilidad de realizar una lectura lacaniana ya que a partir de estar atentos a las formas discursivas que toma la época se trata de no anular las diferencias, esto es, esa dimensión única del sujeto.

Dice Miller: “(…) hay un cierto real que opone a una forma de resistencia a volverse conforme al régimen de lo homogeneo”. Y es frente a lo real del goce que a cada analista se le plantea con cada sujeto el despejar ese síntoma que no se quiere escuchar pero que más allá de la tendencia al “para todos iguales” se impone con  su diferencia.

Print Friendly

Deja un comentario